Rumania: Expresidente dice que aprobó centro de la CIA

Un expresidente rumano ha reconocido que aprobó la solicitud de la CIA para establecer una base en el país, pero dijo que se hubiera negado de haber sabido para qué era.

Ion Iliescu, presidente entre 2000 y 2004, sugirió que creía que la CIA había establecido "centros secretos de detención", centros establecidos fuera de Estados Unidos donde sospechosos de terrorismo eran sometidos a fuertes interrogatorios.

Las autoridades rumanas habían negado desde hace mucho reportes de que en el país hubo un centro de detención secreto de la CIA, pero Iliescu dijo la semana pasada que aprobó la solicitud en 2002-2003. El ex mandatario ha sido ampliamente criticado por sus palabras.

Iliescu escribió el lunes en su blog que "seguramente habría tomado otra decisión" de haber conocido lo que CIA estaba haciendo.

El ex gobernante no dijo dónde estaba el centro ni si había más de uno.

The Associated Press ha reportado que había centros secretos de la CIA en una base estadounidense cerca del puerto de Constanza, sobre el Mar Negro, y otro en Bucarest. Líderes rumanos han negado esos reportes.

Grupos de derechos, funcionarios europeos y medios de prensa han reportado que también hubo centros de la CIA en Polonia y Lituania.

Iliescu dijo que Rumania "asumió compromisos... en interés del país. Todo esto tiene un costo".

El ex presidente negó que hubiera aceptado la solicitud de la CIA a cambio del apoyo estadounidense a que el país se integrara a la OTAN, algo que sucedió en 2004.

Agregó que la especulación de que sus recientes comentarios servían a los intereses rusos era "ridícula y degradante para Rumania".

Líderes polacos negaron la existencia de centros de la CIA hasta que la Comisión de Inteligencia del Senado de Estados Unidos publicó un reporte en diciembre del 2014 sobre las prácticas de la CIA. El exprimer ministro Leszek Miller y el expresidente Aleksander Kwasniewski admitieron que habían cooperado con funcionarios estadounidenses que necesitaban un lugar apartado para interrogar a los sospechosos. Agregaron que en ese momento no sabían que en ese lugar ocurrían abusos. La autorización del centro fue una infracción de las leyes polacas.

Iliescu, ex alto funcionario comunista, fue una figura clave en la revuelta anticomunista de 1989 y fue elegido presidente tres veces, en 1990, 1992 y 2000.

___

Vanessa Gera en Varsovia, Polonia, contribuyó a este despacho.