Baltimore: Esperan que miles asistan al funeral de Gray

Miles de personas acudirán el lunes al funeral por el hombre negro que falleció tras sufrir graves lesiones cuando estaba detenido por la policía de Baltimore, según estimaciones realizadas un pastor.

Los servicios fúnebres en honor de Freddie Gray, el hombre negro de 25 años que falleció el 19 de abril una semana después de un enfrentamiento con la policía en el que sufrió graves lesiones en la espina dorsal, se celebrarán a partir de las 11 a.m. EDT del lunes. El pastor Jamal Bryant, que ofrecerá la elegía sobre Gray, dijo que espera que la iglesia bapista New Shiloh de Baltimore se llene para el servicio. Luego se procederá a su entierro en el cementerio.

En Washington, la Casa Blanca dijo que el jefe de la iniciativa del presidente Barack Obama para jóvenes de color asistirá al acto. Broderick Johnson, presidente del My Brother's Keeper Task Force y natural de Baltimore, acudirá junto a otros dos funcionarios de la administración, agregó el comunicado.

Dolientes que en algunos casos no conocían al joven guardaron cola el domingo por la noche ante una funeraria para su velorio. Algunos partidarios se quedaron en el exterior de Vaughn Green East con carteles en los que se podía leer "Freddie te recordamos" y "Nuestros corazones están con la familia Gray".

Dentro, los asistentes desfilaron ante un ataúd blanco adornado con seda en el que reposaba el cuerpo de Gray, quien estaba vestido de camisa blanca, pantalones deportivos negros y tenis blancos. Gray tenía puesta una gorra blanca de béisbol de los Dodgers de Los Ángeles. Un arreglo floral fue colocado encima de la tapa abierta del féretro y debajo de ésta había una almohada con un retrato impreso en serigrafía de Gray flanqueado por palomas y la frase "Paz, para todos" en la parte de abajo.

Melissa McDonald, de 36 años y que dijo ser prima del fallecido, vestía una camiseta con el lema "Freddie para siempre" impreso en la espalda. Describió al joven como una persona no violenta.

"No merecía morir como lo hizo", dijo.

El funeral por el joven tuvo lugar luego de la jornada de protesta del sábado que se tornó violenta. Unos 1.200 manifestantes se congregaron en el exterior del Ayuntamiento el sábado por la tarde, dijeron funcionarios. Un pequeño grupo se separó de ellos y saqueó una tienda, además de romper escaparates de tiendas. Una persona lanzó un cubo de basura de metal en llamas contra una barrera de agentes con equipos antimotines que intentaban hacer retroceder a quienes protestaban. Antes, un grupo de manifestantes había roto las ventanas de al menos tres patrullas policiales.

Unas 34 personas fueron arrestadas, según el departamento de policía de Baltimore, y seis agentes de policía sufrieron heridas leves.

___

La periodista de Associated Press Amanda Lee Myers contribuyó a este despacho.