Francia arresta a 3 más ligados a ataque frustrado a iglesia

La policía francesa arrestó a tres personas como parte de una investigación sobre un presunto plan para perpetrar un atentado contra una iglesia en una localidad cercana a París, informaron las autoridades el domingo.

Los tres detenidos supuestamente tienen vínculos con Sid Ahmed Ghlam, el principal sospechoso en la conjura que fue frustrada.

La pesquisa reavivó las preocupaciones sobre la seguridad en Francia, en la que persiste la tensión a causa de los ataques ocurridos en enero que dejaron varias personas muertas en las oficinas de una revista y un mercado de productos judíos.

Las autoridades afirman que Ghlam, estudiante argelino de ciencias informáticas, había preparado un atentado contra una iglesia en Villejuif, al sur de París, y se le implica en el homicidio de una mujer en los alrededores. El argelino fue arrestado la semana pasada después de que afirmara que se disparó accidentalmente.

Una fuente de seguridad indicó previamente que a Ghlam se le relaciona con la muerte de Aurelie Chatelain, una francesa de 32 años instructora de acondicionamiento físico que estaba de visita en París para una sesión formativa relacionada con su trabajo. Chatelain fue hallada muerta a tiros en su auto el domingo por la mañana. La fuente de seguridad señaló que el sospechoso parecía haberla seleccionado de forma aleatoria, y pruebas balísticas le relacionan con el crimen.

Se le han imputado cargos preliminares, incluido uno por homicidio en asociación terrorista, lo que implica que los investigadores creen que tenía cómplices.

Un funcionario de seguridad francés dijo que los otros tres sospechosos están detenidos en el caso desde el domingo en la noche.

Los detenidos fueron un hombre cuyo ADN fue encontrado en el dormitorio de Ghlam, otro cuyo ADN fue detectado en un cepillo para el pelo en la casa de Ghlam y uno más que quizá facilitó apoyo logístico para la comisión del atentado. El funcionario no estaba autorizado a que se le identificara públicamente.

La oficina del fiscal de París confirmó que los sospechosos quedaron presos sin que proporcionara mayores detalles. Se desconoce si los tres sospechosos estaban implicados en la presunta conjura para perpetrar el atentado.

Durante un cateo a la casa de Ghlam, los agentes encontraron tres fusiles de asalto Kalashnikov así como teléfonos y computadores, en un indicio que de que él se comunicaba con alguien, al parecer en Siria, que le ordenó el ataque contra una iglesia, según el fiscal.

La policía también encontró materiales en árabe en los que se menciona a la red al-Qaeda y el grupo Estado Islámico, aunque al momento no hay pruebas de que tuviera vínculos directos con grupos de este tipo.