Aguaceros dejan 37 muertos en noroeste de Pakistán

Una tormenta acompañada de intensas lluvias y fuertes vientos azotó el domingo el noroeste de Pakistán, donde arrancó árboles, derribó inmuebles y dejó cuando menos 37 personas muertas, dijeron las autoridades.

Además, unas 200 personas resultaron heridas a causa del temporal, señaló el ministro de Información provincial, Mushtaq Ghani. Los vientos alcanzaron 120 kph (75 mph), según Lutfur Rehman, funcionario local de gestión de desastres.

"La tormenta fue muy inusual. Tomó por sorpresa a la gente", declaró Rehmen. Pakistán registra normalmente este tipo de aguaceros durante su temporada monzónica en junio y julio.

La emergencia fue declarada en todos los hospitales locales en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, de la que Peshawar es la capital, señaló Ghani.

Los aguaceros comenzaron el domingo y causaron severos daños a la infraestructura de la región, de acuerdo con el comisionado de la ciudad Munir Azam.

Todos los vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de Peshawar ante las previsiones de que continuarían las lluvias durante la noche, agregó.

El Ejército de Pakistán dijo que efectivos fueron enviados a la zona para que emprenda operaciones de rescate y asistencia.

Los socorristas trasladaron a víctimas a hospitales pero sus acciones se veían obstruidas a causa de las anegaciones en caminos.

Las ambulancias y vehículos de socorro tuvieron dificultades para ingresar en algunas zonas por la caída de árboles y postes de cables eléctricos.

Los habitantes cargaron en sus espaldas a algunos de los heridos hasta vehículos que se dirigían a hospitales.

"Nadie viene en nuestro auxilio", dijo Ansar Khan, quien afirmó que su familia quedó sepultada bajo los escombros de lo que fue un edificio.