Liotta recuerda discusiones antes de rodaje de "Goodfellas"

El Festival de Cine de Tribeca finalizó el sábado por la noche con un estruendo: una función especial de "Goodfellas", la película de gángsters de Martin Scorsese, al cumplirse 25 años de su estreno.

En la alfombra roja, Ray Liotta, uno de los protagonistas, recordó algo que le dijo Scorsese antes del rodaje y que le hizo pensar que sería parte de algo especial.

"Dijo 'quiero rodar como un gángster''', dijo Liotta a The Associated Press. "'Quiero cuadros congelados, quiero voz en off, quiero lo que sea...' Y lo hizo. Se sentía muy libre al hacer lo que quería".

Y le dio resultados. Muchos consideran que el filme nominado al Oscar es mucho más que una película de pistoleros, es uno de los grandes de todos los tiempos. Scorsese utilizó una narración apasionante e imágenes fuertes con una poderosa banda de sonido rock para reinventar las películas de gángsters.

"Yo no diría que la reinventó sino que creó su propia versión", dijo Liotta.

Paul Sorvino, quien hizo el papel de Paulie, el capo de mafia que toma al Henry de Liotta bajo su protección, cree que Scorsese hizo más que reinventar un género.

"Ni siquiera es parte de un género. Es como derribar la pared para ver lo que hay adentro", dijo Sorvino acerca del filme, un retrato crudo de la vida de un pandillero de baja estofa.

El actor de 76 años está agradecido por haber actuado en la película.

"Es parte de la iconografía del cine estadounidense", dijo. "Es una de las tres o cuatro películas más grandes que se hayan realizado y si uno participa de eso en su carrera, tiene bastante suerte".

La historia, basada en el best-seller "Wiseguy" de Nicholas Pileggi, relata la historia de Henry Hill, un pandillero que se convierte en informante, desde su infancia y juventud como delincuente menor hasta su ascenso y caída en el hampa. Robert de Niro hace el papel de James "Jimmy The Gent" Conway.

De Niro es uno de los fundadores del festival, junto con Jane Rosenthal y Craig Hatkoff. Lo inauguraron en 2002 como una forma de revitalizar el barrio del sur de Manhattan después de los ataques del 11 de septiembre del año anterior.

Scorsese no asistió porque se encontraba fuera del país, pero dejó un mensaje grabado para presentar la película a los espectadores en el cine Beacon. Después de la proyección, el periodista y humorista Jon Stewart moderó una discusión con el elenco.

___

John Carucci está en http://www.twitter.com/jacarucci