Bayern Múnich revalida el título de la Bundesliga

Bayern aseguró el título de la Bundesliga el domingo con cuatro fechas de anticipación tras la derrota de su escolta Wolfsburgo por 1-0 ante el Borussia Moenchengladbach, un rival tradicional del club bávaro.

Max Kruse marcó el tanto que inclinó la balanza para el Gladbach, al elevar el balón por encima del arquero del Wolfsburgo, Diego Benaglio. El resultado permite al club ocupar el tercer puesto en la liga alemana.

Con 76 puntos conseguidos en 30 partidos y una ventaja de 15 unidades sobre Wolfsburgo, el Bayern ya es inalcanzable. Pese a ser apenas uno de los dos equipos que derrotó a los dirigidos por Pep Guardiola, el otro fue el Gladbach, Wolfsburgo debe ahora concentrarse en defender el segundo puesto.

Un gol de Bastian Schweinsteiger en los últimos momentos del partido del sábado ante el Hertha Berlín eventualmente dio el tercer título consecutivo al Bayern.

"Si no lo hubieran ganado hoy, lo habrían ganado en las próximas semanas", dijo el director deportivo del Wolfsburgo, Klaus Allofs.

Bayern es el club más laureado del fútbol alemán, ahora con 25. Obtuvo el primero en 1932 y el resto a partir de 1963, cuando se formó la Bundesliga.

"Revalidar el título es un logro magnífico", dijo el presidente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge. "Todo el reconocimiento para el técnico. Han jugado de forma fantástica después de la Copa del Mundo, donde muchos de nuestros jugadores actuaron".

El Bayern aún aspira a lograr una triple corona en la segunda campaña de Guardiola como técnico, ya que el martes recibe al Borussia Dortmund en la semifinal de la Copa de Alemania para después enfocarse en la semifinal de la Liga de Campeones ante Barcelona.

Guardiola llevó al Bayern al doblete en su primer año como sucesor de Jupp Heynckes, al ganar la liga y la copa; Heynckes logró el triplete en 2013.

"No es suficiente ser campeones en la liga, no es suficiente ganar la copa, lo único importante es ganar el triplete", dijo Guardiola antes de que el Bayern aplastara 6-1 al Porto en el duelo de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones el martes pasado.

En declaraciones al cibersitio del club, el capitán del equipo, Philipp Lahm, prometió que habrá festejo en cuanto la agenda lo permita. "En algún momento saldremos al balcón del ayuntamiento. Y entonces lo celebraremos con nuestros aficionados".

Rummenigge añadió: "Lo celebraremos por todo lo alto, que nadie se preocupe. Todo en su momento. Entonces lo celebraremos a lo grande."

El Gladbach tuvo un mejor arranque en el partido contra el Wolfsburgo y Patrick estuvo cerca de marcar a los 21 minutos pero los visitantes mejoraron su desempeño. Kevin de Bruyne y Ricardo Rodríguez tuvieron buenas oportunidades de anotar antes del descanso.

Pero en la segunda parte las mejores ocasiones de gol fueron de Kruse, quien disparó por encima del arco a los 74 y desviado dos minutos después antes de lograr el tanto que puso la mesa para la celebración del Bayern.

"Bayern lo merece, han sido los mejores. Y nosotros también merecimos ganar hoy", dijo el técnico del Gladbach, Lucien Favre. "Siempre pensé que podíamos anotar".

Antes, Paderborn dejó escapar una ventaja de dos goles como local y se dejó igualar 2-2 por el Werder Bremen con lo que perdió la oportunidad de salir de la zona de descenso.

Mario Vrancic culminó un tiro de esquina cobrado por Moritz Stoppelkamp con una brillante volea para poner adelante al Paderborn a los 26 minutos y el mismo Stoppelkamp puso el 2-0 un minuto después con un remate de cabeza.

Davie Selke acercó al Bremen con un cabezazo un minuto antes de que los equipos se fueran al descanso e Izet Hajrovic empató el marcador a los 76, dos minutos después de ingresar a la cancha como remplazo, al empalmar un tiro de esquina.