Activistas: Ataques aéreos sirios dejan 34 muertos

Aviones militares sirios bombardearon el domingo zonas controladas por la oposición en noroeste del país, con un saldo de por lo menos 34 personas muertas en un solo golpe contra un poblado cerca de la frontera con Turquía, informaron activistas el domingo.

El ataque contra la localidad de Darkoush fue el peor de decenas lanzados en la provincia de Idlib, donde una ofensiva de la oposición ha abrumado a las fuerzas del gobierno. Los soldados del presidente Bashar Assad no han podido recuperar ningún territorio perdido, a pesar de que se ha hablado de una contraofensiva.

Los militares sirios han llegado a depender en extremo de sus ataques aéreos para tratar de contener la campaña de los insurgentes, que el mes pasado capturaron la capital provincial, Idlib y la localidad estratégica de Jisr al-Shughour el sábado.

El colectivo activista Comités Locales de Coordinación y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, reportaron los ataques del domingo contra Darkoush, ubicado a 2 kilómetros de la frontera con Turquía. Los grupos dijeron que la cifra de muertos ascendía a 34.

Fue el segundo día consecutivo de bombardeos contra el poblado. El sábado, más de una decena de golpes aéreos contra Jisr al-Shughour y localidades cercanas dejaron por lo menos 27 muertos, entre ellos 20 combatientes.

La ofensiva es obra de varios grupos que se oponen a Assad, como el Frente Nusra, afiliado con Al Qaeda, el grupo de línea dura Ahrar al-Sham e incluso algunas facciones rebeldes más pequeñas.

En momentos que los insurgentes controlan Jisr al-Shughour, el principal frente de combate se ha movido unos 5 kilómetros (3 millas) al sur del lugar, dijo el director del Observatorio, Rami Abdurrahman. Los combatientes han atacado posiciones del gobierno en una amplia planicie agrícola al sur de Jisr al-Shughour.

La agencia oficial de noticias de Siria dijo que el ejército emboscó un "convoy de terroristas" en una carretera de la planicie y destruyó seis vehículos y sus ocupantes.

Los combates por Jisr al-Shughour comenzaron el miércoles y activistas dijeron que miles de combatientes participan en la ofensiva. Con la caída de Jisr al-Shughour, el gobierno ahora sólo tiene presencia en unos pocos poblados y base militares en la provincia de Idlib.