Liberación de 2 da esperanza a condenado a muerte en Alabama

Anthony Ray Hinton, que pasó 28 años en el pabellón de los condenados a muerte por dos asesinatos que siempre aseguró no haber cometido, quedó en libertad este mes después que los fiscales admitieron que no podían demostrar su culpabilidad.

Otro preso condenado por asesinato apeló su sentencia de muerte en un caso muy parecido al de Hinton, incluso denuncias de evidencias balísticas erróneas, la identificación cuestionable de un testigo y el mismo juez y fiscal del otro caso.

Ahora, Donnis George Musgrove, que ha estado entre los condenados a muerte durante 27 años, pidió a un juez federal que revoque la sentencia, el primer paso hacia lo que sus defensores esperan determine su libertad. Dicen que el juicio estuvo plagado de errores, pruebas fabricadas, conducta inadecuada de la fiscalía, defensa inepta y mentiras flagrantes.

Los expertos han demostrado que un casquillo de bala utilizado en el juicio para vincular Musgrove con la matanza de Coy Eugene Barron el 27 de septiembre de 1986 no tuvo nada que ver con la muerte, sostiene la defensa, y que la policía presionó a la esposa de Barron para que identificara a Musgrove como el atacante pese a que ella dijo antes a la policía que no había visto nada.

El fiscal del condado de Jefferson en el juicio de Musgrave usó pruebas falsas para imponerse a un abogado incapaz, al igual que hizo con Hinton unos años antes, sostiene la defensa.

"Creemos que hubo errores constitucionales en su juicio y que fueron tan resonantes que merece un nuevo juicio", afirmó Cissy Jackson, del equipo de abogados de Musgrove. "Fue condenado erróneamente".

Aunque el procurador general del estado no respondió todavía a la argumentación de Musgrove y no quiso formular comentarios esta semana, ha justificado la condena durante casi tres décadas y una vez logró que la Corte Suprema de Alabama revocara la decisión de un tribunal de apelaciones estatal que había revocado el caso.

La apelación de Musgrove tiene lugar en momentos en que la pena capital está en la mirilla en Alabama. Semanas antes de que Hinton fuera puesto en libertad, también fue liberado otro hombre que pasó años en el pabellón de los condenados en Alabama.

Un fallo de un juez estatal dejó expedito el camino para la liberación el 16 de abril de William Ziegler, que había sido condenado por una muerte en Mobile en 2001. Un juez revocó la condena de Ziegler en 2012, y este fue puesto en libertad después de convenir un acuerdo de declararse culpable de colaborar en un asesinato a cambio de su libertad después de más de 15 años en la cárcel.