Motociclistas rusos emprenden viaje pese al veto de Polonia

Un grupo nacionalista ruso de motociclistas comenzó el sábado un viaje para conmemorar la ofensiva del Ejército Rojo contra la Alemania nazi, pese al anuncio de Polonia de que les denegará la entrada al país.

Unos 20 motociclistas, entre ellos miembros del grupo Lobos Nocturnos, salieron de Moscú con el objetivo de atravesar Polonia antes de llegar a Berlín el 9 de mayo. Polonia, alarmada por el agresivo nacionalismo de los Lobos Nocturnos, dijo el viernes que no les permitiría la entrada.

Los Lobos Nocturnos forman parte de un grupo más numeroso de varios centenares de motociclistas que marcharon para celebrar el comienzo de la temporada de motociclismo pese a temperaturas de 4 grados centígrados (39 F) y lluvia intermitente mezclada con nieve.

En un principio, los motociclistas tenían previsto cruzar juntos la frontera cerca de Brest, en Bielorrusia. Pero el líder de los Lobos Nocturnos, Alexander Zaldonastanov, dijo tras el anuncio de Varsovia que el grupo trataría de evitar la prohibición cruzando por separado en varios puntos.

"Si no nos permiten entrar como una columna, iremos individualmente por distintos cruces", afirmó, según la agencia noticiosa estatal RIA Novosti. "Pero no abandonaremos nuestro intento y haremos el trayecto completo".

Se anticipaba que el grupo llegaría a la frontera el lunes. Si llegan a pasar por Polonia, no está en claro si les permitirán entrar en Alemania.

Alemania impedirá el ingreso de los miembros prominentes de los Lobos Nocturnos, dijo a The Associated Press un alto funcionario del gobierno.

Pese a las relaciones tensas con Rusia, que se han agravado agudamente debido a la crisis en Ucrania, Polonia ha autorizado la entrada de caravanas de vehículos rusos para la conmemoración del 70aniversario del fin de los combates en Europa en la Segunda Guerra Mundial. El sábado, unos 200 motociclistas fueron parte de una caravana que viajó desde el enclave ruso de Kaliningrado hasta un monumento a los soldados soviéticos caídos en la guerra ubicado en la ciudad polaca de Braniewo, dijeron versiones en la prensa rusa.

Pero la primera ministra polaca Ewa Kopacz denunció la prevista caravana de los Lobos Nocturnos como una provocación. El grupo ha cobrado notoriedad por su nacionalismo vehemente y sus vínculos con el presidente Vladimir Putin, quien los ha acompañado varias veces.