El ejército iraquí combate al grupo EI cerca de Faluya

El ejército iraquí y milicianos del grupo Estado Islámico libraban el sábado intensos combates en el noroeste de Faluya, según autoridades militares iraquíes, después de una emboscada el viernes en la que murieron un general y varios oficiales.

Los milicianos lanzaron una compleja emboscada que incluyó una excavadora llena de explosivos contra un convoy, matando al general de brigada Hassan Abbas Toufan, comandante de primera división, y a tres oficiales en la región de Nadhem al-Taqseem, al sur del lago Tharthar.

Otros 10 soldados murieron una docena resultaron heridos en el ataque, que también afectó al cuartel del batallón en la zona, indicó el teniente general Mohamed Jalaf al Dualimi, del mando de operaciones en Anbar.

Se han enviado tropas a la zona equipadas con tanques, que ahora pelean en esa zona rural salpicada de pequeñas aldeas.

La milicia islamista Estado Islámico tomó el año pasado amplias zonas del norte y el oeste del país. En los últimos meses, el ejército iraquí ha ido recuperando parte del territorio con apoyo de milicianos suníes y las Unidades de Movilización Popular chiíes.

Tras arrebatar a EI la ciudad de Tikrit, en la provincia norteña de Salahuddin, las fuerzas iraquíes han centrado sus esfuerzos en la provincia de Anbar, en especial en la capital regional de Ramadi, asediada por los milicianos islamistas.

También el sábado, tres coches bomba estallaron en pasos fronterizos en el cruce a Jordania, en un ataque contra las fuerzas de seguridad, indicó el Ministerio iraquí del Interior.

El general de brigada Saad Maan no pudo confirmar cuántas personas habían muerto o herido en el paso de Trebill, el único paso entre los dos países y situado en una zona desértica que lleva a Anbar.

Las fuerzas de seguridad informaron de progresivos avances en la última semana, como la toma de un importante puente que los milicianos utilizaban para llevar suministros a sus tropas. Algunos de los 100.000 habitantes de Ramadi que habían huido han empezado a regresar.