Gobierno iraquí pide ayuda contra ola de violencia

El primer ministro de Irak exhortó el miércoles a la población a que respalde al gobierno en su lucha contra los insurgentes a raíz de que explosiones en el norte y centro de Irak causaron la muerte a seis personas e hirieron a veintenas.

Los atentados ocurren un día después de una serie de ataques en calles de un sector comercial que dejó 31 muertos en el más reciente episodio de una espiral de violencia desde hace un mes. Más de 4.000 personas han muerto en Irak desde abril, entre ellas 804 en agosto, según cifras de Naciones Unidas.

Aunque el gobierno chiíta del primer ministro Nouri al-Maliki inició una campaña contrainsurgente, no ha logrado contrarrestar en el ritmo de ataques. La operación llamada "Venganza por los Mártires" se ha centrado principalmente en áreas bajo control sunita, en particular en los bastiones de los combatientes sunitas

Al-Maliki hizo la exhortación en un discurso semanal por televisión, instando a los iraquíes a que respalden la operación.

"La operación debe continuar y acelerarse para perseguir a los delincuentes y pandillas terroristas", indicó. "Hago una llamado a todos los ciudadanos, políticos y periodistas a que den respaldo a las fuerzas de seguridad en su esfuerzo para continuar presionando y persiguiendo a los terroristas", agregó.

Los ataques del miércoles comenzaron cuando un atacante suicida voló su vehículo cargado de explosivos en el vecindario mixto de Tuz Khormato, y mató a un civil y a un niño de cinco años, dijo el jefe de policía, el coronel Hussein Ali Rasheed. Agregó que 26 personas fueron heridas en el ataque, agregó.

El pueblo, situado a 200 kilómetros (130 millas) al norte de Bagdad, sobre una franja de territorio reclamado por árabes, curdos y turcomanos y es con frecuencia una zona plagada de violencia.

Asimismo en Bagdad, un coche bomba que estaba estacionado en un área comercial en el centro de Bataween, hizo explosión, y una persona murió y cinco resultaron heridas, de acuerdo con la policía. Esa explosión fue seguida de la detonación de otro coche bomba en la misma zona que mató a tres y dejó 10 heridos, agregó.