Matosas se juega el cargo en la recta final

América enfrentará un par de encuentros clave en los próximos días que podrían definir en gran medida el futuro de su entrenador Gustavo Matosas.

Las Águilas, que han ganado sólo dos de sus últimos siete partidos de liga, visitan el domingo a Chivas en el clásico nacional y tres días más tarde estarán en Montreal para el choque de vuelta por la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Esa serie va igualada 1-1 tras el partido de ida el miércoles en el estadio Azteca.

"El día de tu semana más complicada, puede ser el día de tu semana más gloriosa", dijo Matosas el viernes en rueda de prensa. "Si te quedas en el agua templada siempre estarás en el agua templada, es cuando el agua está fría que tienes la posibilidad de pasar al agua caliente, eso es lo que buscamos, eso es lo maravilloso de esto".

Matosas, quien con León consiguió dos títulos consecutivos, llegó al América esta temporada para relevar en el cargo al argentino Antonio Mohamed, el responsable de darle a las Águilas el 12do. cetro de su historia.

La dirigencia, en una polémica decisión, optó por no extender el contrato al "Turco" y fichó a Matosas, quien salió del León al finalizar el torneo Apertura de 2014.

El uruguayo asumió el puesto y tuvo apenas 15 días para trabajar, pero inició el Clausura con cuatro triunfos y apenas una derrota en sus primeros siete partidos y mantuvo al equipo en la pelea por la cima del torneo. Desde entonces, entre lesiones y suspensiones, América entró en una crisis de resultados que incluyen dos goleadas por 4-0 ante Veracruz y Querétaro.

"Las grandes hazañas se dan cuando las crisis llegan y de pronto tienes la posibilidad de salir de ellas. El clásico no da la posibilidad de entrar a la liguilla y todo dependerá de lo que hagamos en la cancha, lo vemos con un reto", agregó Matosas, quien tras perder contra los "Tiburones Rojos" presentó su renuncia al cargo, pero el vicepresidente deportivo del equipo, Ricardo Peláez no se la aceptó.

"Mi umbral del éxito es muy alto y por eso mi peor crítico soy yo. Afortunadamente acá he recibido un gran respaldo, pero tengo presente que yo vivo de los resultados", añadió Matosas. "Yo quiero trascender y buscar la gloria, para eso estoy aquí".

Un triunfo ante el Guadalajara, combinado con otros resultados, pondría al América como líder del torneo Clausura y le permitiría ir con menos presión a enfrentar la vuelta de la final ante Montreal, donde busca su primer cetro de CONCACAF desde 2006.

Para lograr esos objetivos, es probable que Matosas y América tengan que sobreponerse a la ausencia de su goleador Oribe Peralta, quien reapareció luego de una ausencia de dos partidos el pasado miércoles, pero aún no se recupera por completo de una sobrecarga muscular.

"Vamos a ver cómo evoluciona, el otro día jugó más a corazón que de estado físico", añadió el entrenador, quien dijo que definirá sobre la hora del juego si cuenta con Peralta.

El partido entre América y Chivas es el próximo domingo en el estadio Omnilife, de Guadalajara.