Presidenta argentina defiende políticas de DDHH

La presidenta argentina Cristina Fernández defendió el domingo la política de derechos humanos impulsada por el kirchnerismo en el último decenio.

En varios mensajes publicados en Twitter, la mandataria relató que en una maternidad inaugurada en Moreno, al oeste de Buenos Aires, una ginecóloga le agradeció "por su papá", fusilado en La Plata durante la última dictadura.

"Los que lo hicieron hoy están condenados por la política de derechos humanos que usted y su marido (Néstor Kirchner) llevaron adelante", dijo la doctora, según Fernández.

La mandataria reveló que sintió emoción y agregó: "Voy a seguir trabajando desde todos los lugares porque soy, sobre todas las cosas, lo que fueron tantos otros que ya no están".

Las declaraciones se dieron en medio de la polémica por el nombramiento de César Milani como jefe del Ejército, quien es denunciado por presuntas represiones cometidas durante la dictadura.

Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, dijo que en su organización confían en el criterio de la presidenta.