Víctor Cruz confía que estará listo para inicio de campaña

Víctor Cruz no tiene duda de que jugará en el primer partido de temporada regular de los Giants de Nueva York, ante los Cowboys de Dallas.

Seis meses después de someterse a cirugía para reparar el tendón rotuliano de la rodilla derecha, Cruz se ve en la posición de receptor interno, o slot, observando a Eli Manning, sabiendo que el quarterback cuenta con dos objetivos de peligro en él y Odell Beckham en el exterior.

Para Cruz, es emocionante pensar en eso. Pero para ello falta mucho, hasta el 13 de septiembre en Dallas.

La meta por ahora, es ser paciente.

"Creo que no sabía con exactitud qué tan paciente era", comentó Cruz, de ascendencia boricua, el jueves luego de que el gerente general, Jerry Reese, sostuviera su conferencia anual previa al draft. "Sabía o me decía a mí mismo que era paciente, pero en esta época uno quiere información lo más rápido posible".

Cruz, de 28 años, se encuentra en un momento de la rehabilitación donde ha estado corriendo en línea recta durante un mes. Espera progresar para realizar cortes pronto, pero no demasiado.

Su meta es estar listo para la temporada, no volverse a lesionar la rodilla.

Cruz se vio limitado a cuatro juegos la campaña anterior luego de sufrir una grotesca lesión en octubre ante los Eagles. Fue el segundo año en fila en que se perdió parte de la temporada debido a una rodilla lastimada. En 2013, se perdió dos encuentros debido a una operación en su rodilla izquierda.

"Creo saber que estoy en un momento en el proceso de cirugía y rehabilitación en el que quiero presionar las cosas y acelerar el ritmo para hacer otras cosas", admitió el wide receiver. "Debo ser paciente. Eso requiere de disciplina para continuar rehabilitándome".

Cruz cree que ya cruzó el umbral mental en su intento de regresar al campo. Sucedió un par de meses después de entrar al quirófano en octubre, cuando estaba muletas y tenía buena movilidad.

"Uno piensa: 'Bien, ¿me siento capaz de hacer las cosas que hacía antes?''', preguntó. "No hay nada negativo. No hay dolores posteriores. Siento que puedo ser el mismo de antes y que sanaré al 100 por ciento".