Anuncian los Premios Heinz desde arte hasta política

Una investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts que desarrolló "microhígados" humanos artificiales que pueden comprobar la toxicidad de los fármacos sin poner en peligro la vida de los pacientes es una de las seis personas escogidas como ganadoras de los Premios Heinz.

Los premios reconocen la tarea innovadora en las categorías de arte, ambiente, condición humana, política pública y economía.

Los ganadores de este año, anunciados el jueves por la Fundación Familia Heinz, con sede en Pittsburgh, incluyen a la doctora Sangeeta Bhatia, investigadora en el MIT.

Por medio de la tecnología de los microcircuitos creó los llamados "microhígados", cada uno del espesor de un cabello humano, que "pueden ser expuestos a una dosis ínfima de un fármaco para probarlo con seguridad y eficiencia sin exposición al paciente", dijo Bhatia a The Associated Press.

"Este tipo de reconocimiento ayuda también a exponer la ciencia a la atención del público para que todos puedan apreciar la dedicación e innovación que tiene lugar en laboratorios en todo el país", afirmó.

El caricaturista de Nueva York Roz Chast, quien el año pasado publicó una memoria ilustrada sobre el cuidado de sus padres ancianos, es el ganador en la categoría de arte.

Cada uno de los cinco premios incluye 250.000 dólares, que este año tiene dos coganadores en la categoría condición humana: Willam McNulty y Jacob Wood, del Equipo Rubicón en Los Angeles. Los ex infantes de marina organizaron un grupo de veteranos que responden a las situaciones de emergencia distribuyendo elementos de ayuda antes de la llegada de las agencias convencionales. El grupo también ayuda a la integración de los veteranos después de su retiro militar.

Frederica Perera, fundadora y directora del Centro para la Salud Ambiental Infantil de la Universidad de Columbia, en Nueva York, ganó en la categoría ambiental. Su trabajo se concentra en el estudio de la exposición prenatal e infantil a sustancias químicas peligrosas.

El profesor Aaron Wolf, de la Universidad Estatal de Oregon, recibirá el premio de política pública. Fue negociador en disputas sobre jurisdicción fluvial y marítima a nivel nacional e internacional.

Los ganadores recibirán los premios en una ceremonia en Pittsburgh el 13 de mayo.