Argentina: ex espía no hablará sobre atentado a la AMIA

Un ex jefe de espías no se presentará el jueves a declarar sobre la investigación de un atentado en la que colaboró con el fallecido fiscal Alberto Nisman porque teme por su vida.

Antonio Stiuso, el hombre más buscado por el gobierno argentino desde hace semanas, "no se encuentra en el país, no está notificado de ese comparando, pero de todas maneras en virtud de que ha tomado la decisión de permanecer fuera por motivos de seguridad de seguro que no va a poder presentarse, ni a las próximas citaciones", dijo a The Associated Press Santiago Blanco Bermúdez, abogado del ex director de Operaciones de la antigua Secretaría de Inteligencia, recientemente reformada por el gobierno.

El prominente ex agente, que se desempeñó en los servicios secretos desde 1972, fue citado por la Unidad Fiscal de Investigación del atentado en 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) para que explique cuál fue su rol en la pesquisa del ataque que dejó 85 muertos.

Blanco Bermúdez señaló que Stiuso "se encuentra amenazado desde hace varios años y lo ha sido de forma conjunta con el doctor Nisman".

La citación del ex agente fue realizada por los cuatro fiscales que conforman esa unidad y que sustituyeron a Nisman, hallado muerto el 18 de enero cuatro días después de acusar a la presidenta Cristina Fernández de un plan para encubrir a ex diplomáticos y ex funcionarios iraníes a quienes la justicia argentina atribuye el atentado.

Blanco Bermúdez afirmó que el Estado no protegió a su defendido "de la debida manera, en la medida que ha trascendido su imagen de manera pública por la difusión de su rostro".

El jefe de gabinete Aníbal Fernández afirmó a periodistas que si Stiuso no se presenta a declarar la justicia "en algún momento tomará medidas que pueden incluir su captura a nivel internacional".

El gobierno ha acusado a Stiuso de violación de los deberes de funcionario público, contrabando y evasión fiscal. A su vez, un diputado y activista social lo denunció por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El gobierno denunció penalmente al ex espía luego de que no se presentara en la sede de la Agencia Federal de Inteligencia para explicar por qué, luego de ser removido del servicio secreto en diciembre, no habría suministrado informes sobre su colaboración en la investigación del atentado a la AMIA.

"Está todo hecho de manera acorde a la ley, desconocemos que haya ninguna denuncia puntual de irregularidad; lo que ha hecho el gobierno hasta ahora es hacer una denuncia porque él no compareció a dar explicaciones", afirmó el abogado.

Sobre la acusación que sostiene que el ex espía importó en 2013 y 2014 mercaderías que no pasaron por el control de aduanas y no están en la Agencia de Inteligencia, el letrado señaló que esa denuncia "había sido hecha formalmente" por Stiuso "cuando él tomó conocimiento de la posibilidad de ingreso de mercaderías de manera ilegal".

Stiuso quedó en el ojo de la atención pública tras la muerte de Nisman, hallado muerto en su apartamento antes de que compareciera ante el Congreso para brindar detalles sobre la denuncia contra Fernández.

La mandataria sostiene que la denuncia está basada en datos falsos que le aportó Stiuso y ha dado a entender que el ex agente estaría detrás de la muerte del fiscal.

El Ejecutivo, que avaló durante años la investigación de Nisman y sus imputaciones contra los iraníes, criticó en las últimas semanas al fiscal y a Stiuso por la falta de avances en la causa.

El gobierno suscribió en 2013 un memorando con Irán con la alegada finalidad de avanzar en el esclarecimiento del atentado pero que, según la denuncia de Nisman contra la presidenta, ocultaba la intención de pactar la impunidad de los acusados.

Ese acuerdo, que fue aprobado en el Congreso, fue declarado inconstitucional por la justicia.