Amnistía: República Checa segrega niños gitanos en escuelas

La República Checa no ha cumplido con una orden de la corte europea para dejar de enviar a niños gitanos a escuelas para personas con discapacidad mental, informó el jueves Amnistía Internacional.

La Corte Europea de Derechos Humanos determinó en 2007 que la República Checa debía frenar esa práctica.

Pero en el reporte difundido el jueves, el grupo de derechos humanos indicó que ha encontrado que los gitanos, también llamados roma, siguen representando casi 30% de los estudiantes en escuelas para discapacitados mentales, aunque la comunidad representa menos del 3% de la población del país.

"La extensa segregación de los niños roma es un horrible ejemplo de prejuicio sistemático, con escuelas exponiendo a los niños a amarga discriminación a tan temprana edad", dijo Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

"Pongámoslo claro: es racismo puro y simple", señala el reporte.

El Ministerio de Educación ha informado que ha tomado medidas para solucionar el problema y que el número de niños gitanos en esas escuelas bajó 11% a 440 alumnos el año pasado.

El grupo también señaló que los gitanos son separados de otros estudiantes en muchas escuelas comunes, en violación a las obligaciones internacionales del país.

La Comisión Europea abrió una investigación el año pasado sobre si la República Checa estaba incumpliendo con las leyes europeas contra la discriminación.