Rebeldes avanzan en Yemen; sigue bombardeo saudí

Los rebeldes chiíes en Yemen arreciaron el jueves su ofensiva en el sur del país, al parecer ignorando los gestos de apertura de Arabia Saudí a comienzos de esta semana, mientras aviones del reino siguieron bombardeando sus posiciones, informaron las autoridades.

En un suceso inesperado, Arabia Saudí declaró el martes que ponía fin a los bombardeos de la coalición contra los rebeldes yemeníes conocidos como hutíes, una campaña que inició hace cuatro semanas para frenar el avance de los rebeldes y ayudar a regresar a la oficina al presidente Abed Rabbo Mansour Hadi, un aliado de Estados Unidos que huyó de Yemen.

La operación "Tormenta Decisiva" está terminando y ahora está comenzando una nueva fase llamada "Restaurando la Esperanza", que está enfocada en la diplomacia y temas humanitarios y antiterroristas, informaron los saudíes esta semana.

Sin embargo, horas después del anuncio, nuevos bombardeos alcanzaron a los rebeldes --que son respaldados por Irán-- y sus aliados, indicando que la ofensiva respaldada por Estados Unidos se está deteniendo, aunque no por completo. A pesar de los nuevos ataques aéreos, el primer anuncio saudí indicaba una disposición a negociar.

El bombardeo también siguió el jueves, dijeron funcionarios y testigos, mientras los hutíes enviaron refuerzos al sur, donde su objetivo primordial --la ciudad portuaria de Adén-- sigue estando legos, gracias en parte a los bombardeos encabezados por los saudís.

Mientras, líderes de Pakistán llegaron a Arabia Saudí para avanzar en las negociaciones de paz para Yemen.

En la capital Islamabad, el vocero de la cancillería, Tasnim Aslam, dijo que el primer ministro, Nawaz Sharif y el jefe del ejército, el general Raheel Sharif, se reunirán con el rey Salman para discutir la crisis.

Pakistán celebró la decisión del reino suní de frenar los ataques aéreos de la coalición que lidera sobre objetivos de los rebeldes chiíes en Yemen. Arabia Saudí y Pakistán son, además de dos naciones de mayoría suní, estrechos aliados.

Islamabad apoyó los ataques aéreos de la coalición saudí pero rechazó enviar tropas, aviones o buques de guerra para unirse al grupo.

El reino y países aliados en el Golfo Pérsico lanzaron los ataques el 26 de marzo para frenar el avance de los hutíes y unidades militares aliadas leales al derrocado presidente Alí Abdulá Salé.

___

El periodista de The Associated Press Asif Shahzad colaboró desde Islamabad.