Francia busca a un cómplice del atentado frustrado en París

Investigadores franceses buscaban a posibles cómplices de un plan para atentar contra una iglesia en París, indicó el jueves el primer ministro francés. La trama quedó al descubierto el domingo cuando el sospechoso se disparó a sí mismo, al parecer por accidente.

El sospechoso podría haber tenido una red de personas que le prestaban apoyo logístico, dijo el primer ministro, Manuel Valls, a la emisora de radio France Inter.

El que iba a ser el pistolero, un estudiante argelino de informática de 24 años, fue detenido el domingo después de pedir una ambulancia para su pierna herida. La policía encontró un arsenal en su auto y las autoridades le relacionaron después con la muerte de una joven francesa cuyo cuerpo había aparecido esa mañana.

Francia frustró seis ataques en el país desde el pasado enero, cuando 20 personas murieron en incidentes extremistas islámicos en París -- incluyendo tres pistoleros_, dijo Valls.

"La amenaza nunca ha sido tan significativa" dijo Valls, que defendió una medida que daría más poderes de vigilancia al gobierno y más flexibilidad a la fiscalía.

El sospechoso detenido el domingo había sido etiquetado como un riesgo para la seguridad este año y en 2014, pero consiguió reunir un arsenal de armas.

Además, el ministro relacionó al detenido con la muerte de la joven francesa Aurelie Chatelain, asesinada a tiros y que apareció el domingo por la mañana dentro de su coche en llamas, en el mismo suburbio de París que la iglesia donde quería atentar el sospechoso.

"La amenaza estaba ahí, el plan era atacar, hubo una muerte --Aurelie Chatelain-- y no podemos mantener eso en secreto. Tenemos que ser lúcidos. Tenemos que mirar a la realidad a la cara", dijo Valls.

El ministro no detalló las otras tramas ni cómo se habían evitado.