Alcalde de NY presenta amplio plan ambiental

La ciudad más grande de Estados Unidos celebró el miércoles el Día de la Tierra al vincular un amplio esfuerzo para limitar su impacto sobre el medio ambiente con su combate a la desigualdad en el ingreso, en el que se busca sacar de la pobreza a más de 800.000 personas.

El alcalde Bill De Blasio presentó su ambicioso plan OneNYC como una estrategia integral para mejorar la vida de los neoyorquinos suministrando vivienda asequible, menor tiempo de transportación y preservando el medio ambiente.

"El camino a seguir es crear una visión de una ciudad donde haya oportunidad para todos, sustentabilidad para todos y justicia para todos", enfatizó de Blasio. "Tanta gente que ha luchado por la justicia económica ha luchado también por justicia ambientalista porque estos retos van de la mano".

La propuesta de reducción de desechos --reportada primero el martes por The Associated Press-- es fundamental en el plan. La ciudad de Nueva York, lugar de residencia de aproximadamente 8,5 millones de personas, tiene el objetivo de reducir en 90% su producción de desechos para 2030 con respecto a su nivel en 2005.

El plan, el más grande emprendido por una ciudad en el hemisferio occidental, eliminaría más de tres millones de toneladas de basura a través del reacondicionamiento del programa de reciclaje municipal, ofreciendo incentivos para reducir los desechos y adoptando el plan del Ayuntamiento para reducir drásticamente el uso de bolsas de plástico en compras.

El plan de reducción de desechos forma parte de una actualización al proyecto de sustentabilidad creado por el predecesor de de Blasio, Michael Bloomberg.

El alcalde prometió sacar de la pobreza o de cerca de la pobreza a 800.000 neoyorquinos en la próxima década, uno de los mayores esfuerzos contra este flagelo en la historia de la nación. De Blasio dijo que eso "cambiaría la realidad de esta ciudad".

El político reiteró sus elevadas metas en materia de vivienda --tiene la intención de crear 500.000 unidades habitacionales asequibles para 2040-- y dijo que quiere terminar con las desigualdades raciales y étnicas en la mortalidad prematura.

Prometió explorar nuevas inversiones de capital --incluida la viabilidad de una nueva línea de tren subterráneo que preste servicio al centro de Brooklyn-- para mejorar la envejecida infraestructura de la ciudad y para reducir a 45 minutos el tiempo de traslado de los neoyorquinos promedio.