Alemania: Gobierno critica fusil de fuerzas armadas

Un fusil automático ampliamente usado "no tiene futuro" con las fuerzas armadas de Alemania en su forma actual, dijo el miércoles la ministra de Defensa Ursula von der Leyen, escalando una disputa sobre presuntas fallas del arma.

Von der Leyen dijo el mes pasado que un estudio mostraba que el fusil G36 tiene "un problema de precisión, especialmente a altas temperaturas". El fabricante, Heckler & Koch, cuestionó esas conclusiones, se quejó de la falta de consultas y acusó al gobierno de dañar su reputación.

Tras una reunión del comité parlamentario de defensa el miércoles, von der Leyen dijo que otro reporte de expertos concluye que "el G36, como es producido ahora, no tiene futuro en las Bundeswehr (las fuerzas armadas alemanas)", aunque no descartó la posibilidad de usar una versión modificada.

El G36 es un arma estándar para las fuerzas armadas alemanas, que actualmente usan 166.000 de esos fusiles. Alemania además ha suministrado unos 8.000 a fuerzas curdas que batallan al Estado Islámico en el norte de Irak.

La propia Von der Leyen ha enfrentado preguntas de la prensa y la oposición sobre desde cuándo su ministerio ha estado al tanto del problema con los G36. Ella encargó un estudio a mediados del año pasado, seis meses después de asumir el puesto, pero el ministerio reconoció el mismo problema de precisión hace tres años.

Von der Leyen dijo que las autoridades están trabajando urgentemente para encontrar un remplazo, dijo la agencia noticiosa dpa. Admitió que no será posible remplazar los fusiles e un año -- "tomará más tiempo".