Al menos 42 muertos por tormenta fuera de temporada en India

Al menos 42 personas murieron y más de un centenar resultaron heridas en el este de India por una tormenta fuera de temporada que provocó intensas lluvias y granizo y causó graves daños en las cosechas de invierno.

La mayoría de las muertes se produjeron el martes por la noche, cuando vientos de hasta 62 kilómetros por hora (40 millas por hora) arrancaron los tejados de hojalata de las chozas de familias pobres en el noreste de estado de Bihar, informó el meteorólogo R.K. Giri.

El administrador estatal Vyasji --sólo usa un nombre-- informó que 30 muertos se reportaron en el distrito de Purnea, siete en Madhepura y el resto en Madhubani y otros distritos.

Nitish Kumar, el principal funcionario electo del estado, dijo que la tormenta también dañó los cultivos de mango y lichi.

Las autoridades organizaron tareas de ayuda en 10 distritos afectados por la tormenta. El área se encuentra a unos 360 kilómetros (225 millas) al noreste de Patna, la capital del estado.

Lluvia y granizo que cayeron fuera de la temporada en marzo destruyeron extensas áreas de cultivo en el norte y oeste de la India, lo que hizo que decenas de campesinos endeudados se quitaran la vida.

El miércoles en un mitin de campesinos en la capital india, uno de ellos subió a un árbol y se ahorcó con una cuerda. Algunos voluntarios del Partido Aam Admi, los organizadores del mitin, trataron de salvarlo desatando la cuerda y llevándolo al hospital, donde murió.

"Soy el hijo de un campesino que me echó de casa por el daño a los cultivos. Tengo tres hijos. No tengo el dinero suficiente para alimentarlos, por lo tanto quise suicidarme", dijo el hombre ahorcado en una nota escrita a mano. La policía informó que el fallecido era de Dausa, un pueblo en el estado occidental de Rajasthan.

El Partido Aam Admi organizó el mitin al que acudieron unas 1.500 personas para oponerse a los cambios a la Ley de Adquisición de Tierras introducida por el gobierno del primer ministro Narendra Modi. Críticos dicen que los cambios facilitarán a las empresas y al gobierno comprar tierras y podrían afectar a los campesinos.

En el estado norte de Uttar Pradesh, más de una decena de campesinos se han suicidado, de acuerdo con el gobierno estatal. El estado agrario más grande, el más poblado de la India con 210 millones de personas, declaró estado de emergencia para poder acceder a la ayuda federal.