Caos de transportes en Bruselas ante huelga de funcionarios

Buena parte de los transportes de la capital de Bélgica, Bruselas, quedaron paralizados el miércoles por una huelga de trabajadores del sector público contra las medidas de austeridad del gobierno.

Las líneas ferroviarias internacionales como el Thalys y el Eurostar, el sistema nacional de ferrocarriles SNCB, autobuses y servicios de metro se vieron golpeados por la jornada de huelga, programada hasta el miércoles por la noche.

La gran estación Brussels Nord cerró por completo y los trenes de Bruselas a París y Londres sufrieron graves alteraciones, aunque los que conectaban Londres y París circulaban con normalidad. Los trenes rápidos Thalys a Ámsterdam, Colonia y París también se vieron afectados.

"Tenía muchas reuniones hoy en París", se quejó Nicolas de Kerangal, un pasajero francés. "Tengo que reprogramarlo todo ahora mismo, y viajaré mañana".

Las autoridades aeroportuarias de Bruselas advirtieron a los viajeros que acudieran con tiempo y buscaran transportes alternativos, ya que si bien los vuelos salían sin problemas, llegar hasta el aeropuerto resultaba complicado.

También trabajadores de correos, profesores, policías y bomberos estaban llamados a la huelga.