Aaron Hernández ex experto en manipular, dice policía

El jefe de policía que tuvo en custodia por más de 18 meses al exjugador de los Patriots de Nueva Inglaterra Aaron Hernández dijo el martes que éste es un experto en manipulación y que seguramente le irá bien en prisión luego de ser condenado a cadena perpetua por homicidio.

El jefe de la policía del condado Bristol, Thomas Hodgson, dijo que Hernández sabe usar su simpatía y manipular mejor que nadie que haya conocido. Dijo que el ex tight end generalmente fue amable y educado y trató de usar esas cualidades para lograr lo que deseaba en la prisión del condado.

"Siempre haría cualquier esfuerzo para obtener un emparedado extra", dijo Hodgson. "Siempre trata de convencer a los oficiales para que le dieran algo más de lo que le correspondía".

El personal de la prisión recibió instrucciones para que tratara a Hernández de la misma manera en que a todos los otros reclusos, dijo Hodgson.

Hernández fue condenado a prisión el 15 de abril de 2013 por el homicidio de Odin Lloyd, quien salía con la hermana de la prometida de Hernández. Fue enviado a la prisión de máxima seguridad de Souza-Baranowski. El abogado de Hernández no respondió de inmediato a los mensajes que se le dejaron pidiendo cometarios tras las declaraciones del jefe de policía.

Una vez que se dio a conocer la sentencia personal del condado Bristol llevó a Hernández a la prisión estatal, no lejana del estadio Gillette donde Hernández jugó frente a miles de aficionados al fútbol americano.

Ahí les dijo: "Voy a extrañarlos, pero (el jurado) se equivocó", dijo Hodgson. "En realidad su conducta no cambió. Seguía pavoneándose como siempre".

Hodgson dijo que el exjugador de 25 años tiene habilidad para cambiar su manera de ser y dejar de lado los aspectos negativos.

Hernández tuvo algunos conflictos en la cárcel del condado Bristol. Se le acusó de amenazar con asesinar a un guardia de la prisión y su familia, además tuvo una pelea con otro recluso.