Dominicana: buscan identificar a víctimas de accidente aéreo

Un equipo forense comenzó el martes las autopsias de los siete fallecidos en un accidente aéreo en una zona turística dominicana.

Francico Gerdo, director del Instituto de Ciencias Forenses, adelantó que debido a que algunos cadáveres están carbonizados "va a ser difícil la identificación".

Los cadáveres fueron trasladados la noche del lunes al laboratorio de ciencias forenses en un cementerio de la capital.

El accidente ocurrió la mañana del lunes cuando una avioneta PA-32 de la compañía Sky High Aviation Services, que realiza viajes turísticos, se estrelló en un campo de golf adjunto a una zona residencial poco después de despegar del aeropuerto de Punta Canta, 200 kilómetros al este de la capital.

La aeronave se dirigía a la península de Samaná, en el noroeste del país, donde miles de turistas acuden cada año para presenciar la temporada de ballenas jorobadas.

De acuerdo con el informe preliminar del equipo de especialistas que investiga las causas de accidente, difundido por el Instituto de Aviación Civil, el piloto trato de aterrizar en el campo de golf pero se estrelló contra algunos árboles y la aeronave se incendió.

Algunos testigos narraron que escucharon tres explosiones, indicó el instituto en un comunicado.

La oficina regional de la policía detalló que además del piloto dominicano Héctor Soriano, en el accidente perecieron los chilenos Franco Antonio Urbina Parraguez y Vanessa Nicole Hernández Cáceres, los españoles Javier Izquierdo Diez y María Dolores Villarreal Laín y los belgas Kim Plas y Anouk Van P.

La cancillería realizaba el martes los trámites para informar a las autoridades de los países de donde eran originarias las víctimas para localizar a sus familiares.