OTAN realiza simulacro de ciberdefensa en Estonia

Unos 400 expertos en informática participarán de un gran simulacro de ciberdefensa en Estonia esta semana, parte de la campaña de la Organización del Tratado del Atlántico Norte para mejorar su capacidad de enfrentar ataques potencialmente desastrosos de piratas informáticos.

Equipos de 16 países participarán en el ejercicio Locked Shields 2015 en el centro de ciberdefensa de la alianza en Tallin. El simulacro anual es uno de los más grandes de su tipo.

Un aspecto crucial este año, según los organizadores, es la amenaza potencial al migrar del sistema operativo Windows 8 a Windows 10.

El ejercicio ocurre en momentos de tensión elevada en el este de Europa, donde fuerzas militares de la OTAN realizan prácticas casi de manera continua para disuadir cualquier agresión de Rusia después de su intervención en Ucrania.

Rob Pritchard, un experto en seguridad informática del Royal United Services Institute en Londres, dijo que el ejercicio cibernético tiene probablemente el mismo enfoque.

"Rusia es actualmente un motivo de preocupación en el radar de la OTAN, y el ejercicio probablemente simulará ataques similares a los utilizados por el Estado ruso y por actores respaldados por el Estado", señaló Pritchard.

Liisa Parts, una vocera del Centro de Excelencia de Cooperación de Defensa Cibernética de la OTAN en Tallin, dijo que el ejercicio "está basado en un escenario completamente ficticio" con un país ficticio.

Sitios de internet del gobierno, de medios y de corporaciones de Estonia fueron paralizados en 2007 por ataques cibernéticos que Estonia dijo que fueron orquestados por Rusia. El gobierno de Moscú negó haber estado involucrado.

Pritchard dijo que otros elementos en el ejercicio podrían incluir ataques de organizaciones pro terroristas, como el ocurrido recientemente contra la televisora francesa TV5Monde por un partidario del grupo Estado Islámico que interrumpió las transmisiones del canal.

En una cumbre de la OTAN en septiembre pasado, el presidente estadounidense y otros líderes ordenaron mejorar la capacidad de defensa cibernética de la alianza y advirtieron que un ataque a un miembro de la OTAN provocaría la misma respuesta colectiva que una agresión militar.

___

El periodista de The Associated Press John-Thor Dahlburg en Bruselas contribuyó a este despacho.