El grupo defensor de la tenencia de armas de fuego más grande de Colorado interpuso una demanda contra el gobernador John Hickenlooper con la esperanza de anular lo que considera una legislación inconstitucional que requiere una mayor revisión de antecedentes a los compradores de armas y restringe la capacidad de los cargadores.

Dudley Brown, director ejecutivo de Propietarios de Armas de las Montañas Rocallosas, dijo el martes que el grupo "peleará para mantener intactos los derechos constitucionales de la gente de Colorado, apelando esas leyes en cada frente". La demanda fue presentada en una Corte de Distrito el 4 de septiembre.

Una demanda presentada por alguaciles del estado también con el fin de derogar las leyes está pendiente en un tribunal federal.

Los demócratas argumentan que las leyes de control de armas, que entraron en vigor el 1 de julio, mejorarán la seguridad pública y son una respuesta apropiada a las masacres perpetradas en un cine de Aurora, Colorado, el año pasado y en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown, Connecticut, el diciembre.