Campeones: La batalla de Madrid

La batalla de Madrid tiene bajas antes incluso de celebrarse.

Las lesiones afectan a un solo bando, el del vigente campeón Real Madrid que no contará con Marcelo, Gareth Bale, Luka Modric ni Karim Benzema. Sin buena parte de su columna vertebral, los blancos pelearán con el Atlético de Madrid por una plaza en la semifinal de la Liga de Campeones.

El empate sin goles de la ida deja la eliminatoria abierta para el choque del miércoles en el estadio Santiago Bernabéu. Será el octavo y último derbi de esta temporada. Y se prevé tan eléctrico como los siete disputados desde la final europea del año pasado en Lisboa.

El Madrid defiende título y es local, pero no ha parado de sumar contratiempos en la última semana. Marcelo era baja conocida por sanción, y en los últimos días Carlo Ancelotti perdió a los demás por lesiones.

"Tenemos que convivir con las lesiones. Nos ha pasado ya en meses pasados y en partidos importantes del año pasado", dijo Ancelotti el martes en rueda de prensa. "El equipo está bien, fresco y los que van a jugar van a por todo".

El técnico italiano no quiso desvelar las soluciones que baraja para recomponer el once. Se da por hecho que Fabio Coentrao reemplazará a Marcelo en el lateral izquierdo. La incógnita de los recambios es más grande en el mediocampo y la punta.

Asier Illarramendi, Isco, Jesé Rodríguez y el mexicano Javier "Chicharito" Hernández podrían tener su oportunidad en el partido más decisivo. Ancelotti pidió concentración y repetir los primeros 45 minutos en el Vicente Calderón, donde el arquero rojiblanco Jan Oblak impidió al Madrid plasmar con goles un claro dominio de juego y ocasiones.

"Está claro que no voy a dar la alineación", aclaró Ancelotti ante los medios. "No tenemos jugadores importantes pero no cambia nada en lo que hay que hacer en el campo".

"Más motivado es imposible que esté el equipo. Tenemos la motivación a tope y estamos ante una gran oportunidad que queremos disfrutar", añadió.

Las aguas bajan más tranquilas en la otra ribera del madrileño río Manzanares. Diego Simeone tiene a toda la plantilla a su disposición salvo al mediocampista Mario Suárez, también sancionado. Las bajas del rival con condicionan la táctica del técnico argentino.

"Su entrenador (Ancelotti) encontrará lo más apropiado, pero dentro de lo nuestro no cambia mucho. Tenemos una idea y a partir de ahí buscaremos hacerles daño", dijo Simeone.

El Atlético encadena siete partidos sin perder contra el Madrid y ha superado ya dos veces a su rival este año en eliminatorias a doble partido -- la Supercopa de España y la Copa del Rey. Además, ganó los dos choques ligueros.

"No creo que ninguno tenga menos opciones que el otro", señaló Simeone. "Hemos sido competitivos en los últimos tiempos en esta historia reciente, y cada uno la jugará con las armas y necesidades del partido".

Antoine Griezmann y Mario Mandzukic formarán la pareja de ataque. El delantero francés suma cinco goles en las últimas cuatro jornadas de Liga y con 23 dianas es el máximo artillero rojiblanco. Mandzukic arrastra problemas en el tobillo derecho desde hace semanas, pero el entrenador argentino aseguró que está trabajando bien.

Los colchoneros han evitado en todo momento mencionar la palabra revancha. Pero flota en el ambiente la derrota de Lisboa. El gol de Sergio Ramos a los 93 minutos mandó el partido al alargue cuando el Atlético casi cantaba victoria. El conjunto de Ancelotti aplastó a su rival en los 30 minutos suplementarios.

Simeone contará con la efectividad de sus goleadores y la fiabilidad de su defensa para pelear el pase a la semifinal europea por segundo año consecutivo. El Madrid no ha marcado en cinco partidos esta temporada, cuatro de ellos ante el Atlético.

"Habrá que entender que este juego es apasionante, y que estas noches de fútbol no vuelven. Hay que vivirlas y jugarlas", dijo. "Es lo más bonito del fútbol, esa ansiedad, responsabilidad, compromiso y miedos, y el que deje de lado todo eso sacará ventaja".