Simón mantiene dominio de los abridores de Detroit

Los nuevos integrantes de la rotación de Detroit no dejan de impresionar.

Alfredo Simón fue el último en hacerlo al lanzar magistralmente hasta el octavo inning el lunes, y los Tigres se consolidaron con el mejor récord de las mayores al vencer 2-1 a los Yanquis de Nueva York.

J.D. Martínez y Yoenis Céspedes batearon sencillos remolcadores para que Detroit le diera vuelta a la pizarra en el séptimo inning.

Simón (3-0) toleró una carrera y siete hits en siete innings y un tercio, con siete ponches y un boleto. Sin mucho bombo, el derecho dominicano y Shane Greene reemplazaron a Max Scherzer y Rick Porcello en la rotación de Detroit. Hasta ahora, se combinan para foja de 6-0 con efectividad de 1.03.

"Creo que nuestro pitcheo abridor, por más que nuestra alineación ofensiva reciba tanta atención, ha sido la columna vertebral de nuestro arranque", dijo el manager Brad Ausmus.

Joba Chamberlain relevó a Simón y propició que Jacoby Ellsbury bateara para doble play en el octavo. El mexicano Joakim Soria se encargó del noveno para su quinto salvado.

CC Sabathia (0-3) maniató a la ofensiva de los Tigres en los primeros seis innings, pero con dos outs y un corredor en segunda en el séptimo, los Yanquis le dieron la base intencional a Víctor Martínez. Acto seguido, J.D. Martínez conectó una línea fuerte que el torpedero Didi Gregorius no pudo mantener en el cuadro interior, y un sencillo posterior del cubano Céspedes remolcó a Martínez.

Los Yanquis colocaron corredores en primera y tercera, con un out en el octavo, cuando Chamberlain relevó a Simón (3-0). Un fuerte rodado de Ellsbury fue directo al segunda base Ian Kinsler, y el doble play conjuró la amenaza.

Alex Rodríguez se fue en blanco y con un ponche por los Yanquis. Debió esquivar un par de pitcheos en cambio de Simón.

"Mi mamá cumplió años hoy", dijo Simón. "Me pidió: 'Quiero que ponches a Alex Rodríguez y que ganes el juego'''.

Los Tigres (11-2) se mantuvieron un juego por delante de Kansas City en la cima de la División Central de la Liga Americana. Los Reales ganaron también en la jornada, con triunfo de otro lanzador dominicano.

Edinson Vólquez evitó meterse en predicamentos durante una faena de siete innings, y Kansas City rayó dos veces gracias a lanzamientos descontrolados, para doblegar 7-1 a los Mellizos de Minnesota.

Alcides Escobar regresó tras sufrir el viernes un esguince de rodilla. El venezolano anotó una carrera.

Por su parte, el cubano Kendrys Morales y el brasileño Paulo Orlando aportaron dos empujadas cada uno, y los Reales encontraron al fin la manera de hacerle daño a Kyle Gibson, quien los había vencido en cuatro aperturas.

Vólquez (2-1) aceptó cinco hits y ponchó a cinco rivales, en una faena que incluyó sólo un pasaporte. El dominicano resolvió pronto las pocas complicaciones que enfrentó, con ayuda de la defensiva de los Reales, en la que militan tres ganadores del Guante de Oro.

"Me siento bien por la forma en que estoy lanzando, que me permite resolver todo", expresó Vólquez, quien tuvo una foja de 13-7 y una efectividad de 3.04 por Pittsburgh. "Sólo trato de hacer lo que hice el año pasado".

Por su parte, Luis Valbuena empalmó dos jonrones y los Astros de Houston se impusieron 7-5 a los Marineros de Seattle. El venezolano acumula cinco bambinazos en la campaña.

En otros juegos de la Liga Americana, los Medias Rojas de Boston derrotaron 7-1 a los Orioles de Baltimore, en un duelo abreviado a seis entradas y media por la lluvia, y los Medias Blancas de Chicago superaron 4-3 a los Indios de Cleveland, gracias a un hit productor del dominicano Melky Cabrera en el noveno inning.

Asimismo, los Atléticos de Oakland vencieron 6-3 a los Angelinos de Los Ángeles.

En la Liga Nacional, los Padres de San Diego apabullaron 14-3 a los Rockies de Colorado, con triunfo y hit del cubano Odrisamer Despaigne (2-0), y los Cachorros de Chicago doblegaron 5-2 a los Piratas de Pittsburgh, en un duelo en que una espectadora fue golpeada por una pelota bateada de foul por el dominicano Starlin Castro.

Además, los Rojos de Cincinnati doblegaron 6-1 a los Cerveceros de Milwaukee.