Peterson no habría acudido a sesión de gimnasio de Vikings

Los Vikings de Minnesota han comenzado su trabajo de gimnasio y acondicionamiento físico. Y como se esperaba, Adrian Peterson no está participando.

Distintos equipos de la NFL que conservaron a su mismo entrenador, como los Vikings, tenían autorización para comenzar las sesiones de acondicionamiento en sus instalaciones el lunes, cuando una persona enterada de los planes de Peterson confirmó a The Associated Press que el corredor estelar no asistió.

La persona solicitó permanecer anónima por la índole delicada de la situación.

La ausencia de Peterson se esperaba, pues ha manifestado su deseo de abandonar la organización. Incluso en un año normal, habría sido inusitada la presencia del corredor en un entrenamiento a meses de que comience la temporada.

Peterson pasó tiempo aquí el año pasado para acostumbrarse a la forma de trabajar del entrenador Mike Zimmer y de sus colaboradores. Sin embargo, el astro ha preferido normalmente prepararse con su entrenador personal en su casa, ubicada en las proximidades de Houston.

El contrato de Peterson incluye un bono de 250.000 dólares por participar en estas sesiones, pero el jugador no comenzará a devengar su salario de 12,75 millones de dólares sino hasta que comiencen los partidos en septiembre.

Peterson, de 30 años, sólo jugó un partido de la campaña anterior, tras involucrarse en un escándalo por maltrato a su hijo de 4 años. El caso terminó ante una corte en Texas y ante el sistema disciplinario de la liga.

La semana pasada, la NFL le levantó la suspensión a Peterson. Los Vikings han indicado que no tienen interés por ceder al jugador, pero si otro equipo presenta una oferta que cambiara esa situación, podría consumarse un acuerdo la próxima semana, en la que se realiza el "draft".