Grupo CIDH pide a México nuevas indagatorias por estudiantes

El grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que analiza el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en el sur de México llamó el lunes a las autoridades federales a abrir nuevas líneas de investigación sobre el caso.

Miembros del grupo dijeron en rueda de prensa que en su segunda visita que concluyó el lunes dieron información a las autoridades para realizar nuevas indagatorias y ampliar las que ya existen, aunque evitaron dar detalles bajo el argumento de que eso afectaría su trabajo.

El médico español Carlos Beristain dijo que también entregaron información, a partir de datos de los familiares, sobre dos lugares donde deberían continuar la búsqueda de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, que desaparecieron tras ser detenidos ilegalmente por policías municipales el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, en el estado sureño de Guerrero.

Añadió que dieron a las autoridades datos sobre casos de coacción y victimización a familiares de los estudiantes, aunque tampoco dieron detalles.

El grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fue creado para analizar las investigaciones oficiales y dar recomendaciones que den claridad sobre lo que sucedió con los alumnos.

La Procuraduría General de la República concluyó en enero que los 43 estudiantes fueron detenidos por policías municipales y luego entregados a sicarios que los quemaron en un basurero y lanzaron sus restos a un río para borrar evidencias. Los padres y grupos que los acompañan, sin embargo, no creen en esa versión al decir que está sustentada sobre todo en declaraciones de presuntos sicarios.

Los miembros del grupo de la comisión han evitado pronunciarse, bajo el argumento que necesitan revisar y cotejar toda la información disponible, además de allegarse de nuevos testimonios.

"No podemos anticipar si compartimos o no esa versión", dijo el abogado chileno Francisco Cox.

El grupo, integrado por cinco personas, tiene un plazo de seis meses para concluir su trabajo, el cual se cumplirá a finales de agosto.

La desaparición ha provocado indignación dentro y fuera de México, sobre todo porque los jóvenes fueron detenidos a manos de policías un gobierno local ligado al narcotráfico.

Por el caso han sido detenidas 104 personas, incluido el alcalde Iguala y su esposa, quienes han sido señalados como autores intelectuales.