Crean coro para ayudar a niños hispanos de Nueva York

Kiara Agripino está tan entusiasmada con pertenecer a un coro que cada día practica las canciones en el jardín de su casa del Bronx.

"Me gusta cantar porque muestra mi personalidad y... porque quiero ser cantante cuando sea mayor", dijo con timidez Agripino, de origen mexicano.

El coro no sólo ayudará a la pequeña de 9 años a hacer nuevos amigos. A través de él adquirirá talento musical, mejorará su capacidad auditiva y de concentración, reforzará su autoestima y se sentirá parte de una comunidad. Al menos eso es a lo que aspiran los creadores del proyecto, que pretende ayudar a niños hispanos como ella a aprender y formarse a través del canto.

El programa llamado Redes USA acaba de lanzarse en Nueva York y sigue el modelo de la iniciativa nacida en Baja California, México, hace cinco años llamada Redes 2025, de la Fundación de Artes Musicales. En México más de 1.600 niños de bajos recursos se han beneficiado del programa y los organizadores pretenden ampliarlo a nivel nacional.

"La idea es que la música se use como instrumento para brindar valores a los niños", dijo Mónica Abrego, una soprano mexicana que vive en Nueva York y es la fundadora y directora ejecutiva de Baja Musical Arts Initiative, la organización sin ánimo de lucro creadora del proyecto neoyorquino.

Abrego ya tiene a unos 27 niños y está buscando a dos decenas más de entre 7 y 17 años. Los ensayos ocurren cada domingo en el sótano de la iglesia Saint Peter's de Manhattan bajo el tutelaje del pianista y director de ópera Abdiel Vázquez.

El repertorio es variado: cantan canciones en español e inglés como "Imagine" de John Lennon, "Cielito Lindo" del mexicano Quirino Mendoza y Cortés o la "Oda a la alegría" de Beethoven.

Para Agripino el primer ensayo no fue nada fácil, recordó su madre Rosaura Hernández.

"Mi hija habla más inglés que español así que se frustró un poquito con las canciones mexicanas", explicó Hernández, una inmigrante que llegó a Estados Unidos desde Puebla en 1995 y que tuvo a su hija en Nueva York.

Por ahora Abrego y Baja Musical Arts Initiative no cuentan con instrumentos porque éstos son muy caros, pero esperan recaudar el dinero para poder incorporarlos. Planean pedir asistencia económica a la ciudad de Nueva York, al gobierno mexicano, a individuos y corporaciones y están organizando una gala para el 5 de mayo con el objetivo de recaudar fondos.

En octubre Abrego planea crear un segundo coro de otros 40 niños que practicarán en Lehman College, parte de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, en el condado del Bronx. Financiar ambos proyectos costará aproximadamente entre 38.000 y 39.000 dólares al año, explicó.

Los coros no pretenden ser una iniciativa temporal o informal. Cuentan con audiciones, un proceso de selección y un periodo mínimo de tres años en el que se cumple con tres niveles básicos. El proyecto ha sido descrito por algunos como una iniciativa para prevenir la deserción escolar que, en la ciudad de Nueva York, afecta a un 40% de los jóvenes hispanos de entre 15 y 19 años, según datos del censo de 2010.

Del más de un millón de estudiantes en las escuelas públicas de Nueva York un 40,4% son hispanos, de acuerdo con datos municipales.

Vázquez, el maestro del coro y quien ha tocado en el prestigioso Carnegie Hall de Nueva York, dijo que no dudó en ser parte del proyecto.

"Las herramientas y los valores que inculca la música son cosas que estarán con estos niños toda la vida", indicó.

------

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens