Empresa descarta fuga en gasoducto que explotó en California

Un gasoducto que explotó en un campo de tiro de la policía en el centro de California causando 11 heridos fue inspeccionado un par de ocasiones en abril por posibles fugas sin que detectaran ninguna, dijo el domingo la empresa Pacific Gas & Electric Co.

PG&E señaló que su personal realizó una inspección sobre el terreno el 1 de abril y una aérea el 16 de abril.

Las autoridades informaron que la explosión ocurrida el viernes en el campo de prácticas de tiro de la jefatura de policía del condado Fresno ocurrió cuando un empleado del condado utilizaba una pala cargadora para construir una repisa de tierra para confinar los disparos al campo de tiro.

La Comisión de Empresas de Servicio Público de California investiga la explosión en cooperación con la Administración de Seguridad en Tuberías y Materiales Peligrosos, agencia federal, pero PG&E indicó que al parecer la maquinaría dañó la tubería de 30,5 centímetros (12 pulgadas).

La compañía detectó una baja de presión en el gasoducto siete minutos antes de recibir un reporte sobre la explosión, detalló.

El estallido ocasionó que 11 personas fueran hospitalizadas, cuatro de ellas con lesiones graves, y el cierre de una carretera cercana y una vía de ferrocarril debido a una llamarada que alcanzó gran altura.

Las operaciones de manejo de gas de PG&E han estado bajo vigilancia desde que un fuerte estallido de uno de sus gasoductos mató a ocho personas en San Bruno, un suburbio de San Francisco, en 2010. Investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte culparon de la explosión a malas prácticas de seguridad de la compañía y una laxa supervisión de reguladores estatales.

PG&E había dicho que la tubería fue inspeccionada en 2013, y estaba a una profundidad de 101 centímetros (40 pulgadas) de la superficie de acuerdo con las normas de la empresa y el código federal. El lugar, sin embargo, estaba sometido a constantes construcciones en los últimos meses, dijo Botti.

La empresa también dijo que no fue notificada en antelación sobre ninguna obra en la zona. Estos avisos por adelantado permiten a la empresa marcar por dónde van las tuberías. En este caso, la tubería fue marcada previamente con dos señales que estaban a unos 30 metros en cada dirección de donde trabajaba un empleado del condado, dijo el portavoz de la PG&E, Greg Snapper.

No se dio aviso a la PG&E de alguna obra cerca de la tubería porque alguien pensó que el operador de la máquina trabajaría en una zona diferente, dijo el director de Obras Públicas del condado Fresno, Alan Weaver, al periódico The Fresno Bee (http://bit.ly/1DpqiMh).

Weaver dijo que no había tenido oportunidad de conversar con el operador, que estaba entre los heridos en estado crítico, aunque todos los operadores de maquinaria pesada del departamento están entrenados para hacer maniobras cerca de tuberías.