Toman cachorro de león marino en playa de Los Ángeles

Las personas que tomaron un cachorro de foca o león marino de una playa en Los Ángeles la madrugada del domingo no deben confundir el lindo aspecto del animal son su capacidad de propinar mordidas potencialmente feroces, indicó un experto en rescate de animales.

Los testigos dijeron que cuatro personas colocaron al cachorro en una manta y huyeron de la playa estatal Dockweiler a bordo de un automóvil aproximadamente a las 3:20 de la mañana, dijo Rosario Herrera, oficial de la policía de Los Ángeles.

El reporte policiaco inicial señaló que el animal era una foca pequeña, pero un cachorro compañero que escapó y fue encontrado más tarde en la playa, ubicada al oeste del aeropuerto internacional, es un león marino, según Peter Wallerstein, presidente del grupo Marine Animal Rescue.

El cachorro rescatado pesa alrededor de 11 kilogramos (25 libras) y tiene probablemente 10 meses de edad, indicó Wallerstein, quien permanece en un remolque en la playa y fue despertado por los guardias de seguridad que pedían su ayuda. Los leones marinos de este tamaño son "realmente pequeños, realmente se ven lindos, pero son peligrosos", subrayó. "Estos son animales salvajes".

Además no pueden ser conservados como mascotas.

"El animal necesita fluidos, necesita tratamientos especiales", señaló. "No se le puede alimentar simplemente con comida para perros; no va a funcionar".

La policía de Los Ángeles dijo que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica realiza una investigación. Un vocero de la agencia federal no respondió el domingo mensajes telefónicos y de correo electrónico de The Associated Press buscando sus comentarios.