Polonia reacciona por declaraciones de FBI sobre Holocausto

El ministro del Exterior de Polonia mandó llamar urgentemente al embajador estadounidense Stephen Mull el domingo para "protestar y exigir una disculpa" tras considerar que el director del FBI sugirió que los polacos fueron cómplices en el Holocausto.

El director del FBI James Comey hizo las declaraciones en un artículo sobre la necesidad de educar sobre el Holocausto, publicado el jueves por el diario The Washington Post. El texto fue adaptado de un discurso que él mismo dio el miércoles en el Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos.

"En sus mentes, los asesinos y cómplices de Alemania, y Polonia, y Hungría, y muchos, muchos otros lugares no hicieron algo malvado. Se convencieron ellos mismos de que era lo correcto, lo que tenían que hacer", dijo Comey el artículo.

La declaración desató una tormenta entre los políticos en Polonia, donde los adultos mayores aún recuerdan la brutalidad de la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, en la que más de seis ciudadanos polacos fueron asesinados.

La primera ministra Ewa Kopacz dijo que las palabras de Comey resultan "inaceptables" en Polonia.

"Para aquellos que son incapaces de presentar la verdad histórica de manera honesta, quiero decirles que Polonia no fue un perpetrador sino víctima de la Segunda Guerra Mundial", indicó Kopacz. "Yo esperaría un conocimiento histórico pleno de funcionarios que hablan sobre el tema".

Tomasz Nalecz, un asistente del president Bronislaw Komorowski, en un debate en el canal TVN24 llamó a Comey un "bruto" pero agregó que la "estupidez de un funcionario no borra la amistad entre Polonia y Estados Unidos".

Pero el sobreviviente de Auschwitz, el polaco Wladyslaw Bartoszewski de 93 años, se dijo preocupado de escuchar "tal estupidez" de un político cercano al presidente estadounidense.