Bremen vence 1-0 al Hamburgo en la Bundesliga

Un penal convertido por el argentino Franco di Santo en los últimos momentos del partido le dio un triunfo de 1-0 al Bremen sobre el Hamburgo el domingo en el derbi del norte de Alemania.

Hamburgo se hundió así en el sótano de la Bundesliga.

Di Santo engañó al arquero Rene Adler para anotar a los 84 minutos, tras una jugada en la que Valon Behrami derribó a Zlatko Junuzovic para que se decretara el penal. Behrami fue expulsado.

En un partido en el que abundaron las faltas y choques, escasearon las oportunidades de gol. El defensor del Bremen Jannik Vestergaard fue expulsado tras golpear a Rafael van der Vaart.

La mejor ocasión de gol del Hamburgo corrió a cargo de Zoltan Stieber a los 28 minutos pero su remate salió desviado.

Bremen se fue al ataque en los últimos minutos y un disparo de Leven Oztunali fue detenido por Adler antes de que el gol de Di Santo echara a perder retorno de Bruno Labaddia como técnico del Hamburgo.

El miércoles Labbadia fue nuevamente designado técnico del Hamburgo con la esperanza de salvarse del descenso. Es el cuarto cambio en la dirección técnica del equipo en lo que va de la campaña.

El club es el único fundador de la Bundesliga que nunca ha bajado de categoría pero ahora se encuentra cuatro puntos debajo de la zona de seguridad, a raíz de su cuarta derrota en fila.

"Jugamos un buen encuentro", consideró el zaguero del Hamburgo, Heiko Westermann. "Todavía tenemos esperanza. Desafortunadamente eso no bastó hoy".

Más tarde, el Wolfsburgo igualó 1-1 ante Schalke.

El conjunto local dominó, sobre todo en la segunda mitad, pero fue Schalke el que se puso al frente, con una diana de Leroy Sane a los 53 minutos.

Kevin de Bruyne igualó a los 78, mediante un disparo de media distancia.

Wolfsburgo se mantuvo en el segundo puesto, a 12 puntos del Bayern Munich, que sólo necesita dos triunfos para coronarse por tercera campaña consecutiva.

El conjunto bávaro podría asegurar el título el próximo fin de semana, si vence a Hertha Berlín el sábado y si Wolfsburgo no derrota al Borussia Moenchengladbach el domingo. Incluso un empate sería suficiente para el Bayern si Wolfsburgo cae.