Empresas de EEUU regresan empleos al país

Los ejecutivos de Oracle Corp., Ford Motor Co. y The Boeing Co. dijeron el martes que sus compañías han determinado que tiene sentido regresar empleos a Estados Unidos, incluso a ciudades pequeñas en lugares como Montana.

La presidenta de Oracle, Safra Catz, en un discurso ante miles de líderes empresariales durante la cumbre de empleos en Butte, dijo que su empresa ha centrado su división informática nube en la localidad montañesa de Bozeman, cercana a la primera ciudad.

La compañía ha concluido que la mano de obra más barata no siempre vale la pena y que ha regresado algunos puestos de trabajo a Estados Unidos desde México, agregó.

"Es en verdad sencillo: los empleados son nuestra compañía", expresó Catz. "Todo lo de valor que somos proviene y está en las cabezas de nuestra gente", apuntó.

Oracle compró una firma de programas informáticos de Bozeman en 2011. Catz dijo que Oracle está impresionada con el resultado, tiene pensado continuar una expansión y confía en atraer más compañías tecnológicas a la zona.

"Lo que es maravilloso sobre Montana es que sé que cuento con gente excelente, y no tengo que preocuparme por el estallido de una guerra civil", manifestó Catz. "Sé que esto suena chistoso, pero hay guerra civil en algunos de mis países", agregó.

El director general de Boeing, Jim McNerney, dijo que ubicar trabajadores afuera del país ya no es un factor de peso a medida que aumentan las empresas en ultramar. Señaló que los sueldos en el exterior están aumentando.

Boeing tuvo resultados mixtos al subcontratar empleos en el exterior. Algunos críticos atribuyeron pasadas demoras de producción a la decisión de la compañía de producir en el exterior algunos componentes cruciales.

McNerney pronosticó que la mejora de la eficiencia e innovación empresarial, el desarrollo veloz de la energía que podría convertir al país en el mayor productor de petróleo del mundo y otros factores encabezarán el renacimiento del sector productivo en Estados Unidos. Dijo que un efecto de la recesión es que las compañías producen más con menos.

"El lado positivo para los trabajadores es que las empresas estadounidenses están casi tan bien posicionadas como lo estuvieron durante décadas para competir y ganar a escala global", dijo McNerney.

El director general anunció una expansión de 35 millones de dólares para la planta de Boeing en Helena, Montana, que aumentara 25 empleos en una instalación que se especializa en la construcción de repuestos cruciales para avión.