Informe: Fallos forenses favorecieron a fiscales en EEUU

El Departamento de Justicia y el FBI han reconocido formalmente que la mayoría de los expertos forenses de la unidad de análisis microscópico de cabello de esa agencia federal entregaron testimonio erróneo en casi todos los juicios penales en los que presentaron pruebas contra los acusados durante un periodo de más de dos décadas desde antes de 2000, según The Washington Post.

De 28 expertos, 26 exageraron sus comparaciones forenses en tal forma que favorecieron a los fiscales en más del 95% de los 268 juicios revisados hasta la fecha, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Defensores Penalistas y el grupo sin ánimo de lucro Proyecto Inocencia que dio a conocer el periódico.

Ambas organizaciones asisten al gobierno en la revisión de las pruebas forenses dudosas realizada tras los veredictos condenatorios y facilitaron las estadísticas en conformidad con un pacto con las autoridades por el que harían públicos los resultados después de que concluyera su investigación sobre los primeros 200 casos, según el Post.

Entre los procesos revisados están los de 32 reclusos sentenciados a muerte, de los que 14 fueron ejecutados o fallecieron en prisión, de acuerdo con el texto publicado por el diario en su página de internet.

Los fallos en el procedimiento forense del FBI no significan que no hubiera otras pruebas que mostraran la culpabilidad del procesado, según el periódico.

Los acusados, así como los fiscales federales y estatales en 46 estados y el Distrito de Columbia, fueron notificados de la situación para que determinen si existen elementos que sustenten algunas apelaciones, de acuerdo con el periódico. Cuatro acusados fueron absueltos previamente.

En un comunicado que se entregó al Post, el FBI y el Departamento de Justicia se comprometieron a continuar dedicando recursos para abordar todos los casos y dijeron que "están comprometidos para garantizar que se avise a los acusados afectados de loa errores pasados y que se haga justicia en cada caso. El departamento y el FBI también están comprometidos a garantizar la precisión de futuros análisis de cabello, así como a aplicar todas las disciplinas de la ciencia forense".

EL FBI aguarda la conclusión de todas las revisiones para evaluar las causas pero ha reconocido que los especialistas en análisis de cabello carecían hasta 2012 de normas escritas que definieran científicamente las formas adecuadas y erróneas en la exposición de resultados ante tribunales, según el Post.

El FBI tiene previsto completar este año normas similares para los testimonios e informes de laboratorio en 19 disciplinas forenses, de acuerdo con el periódico.

Las autoridades federales emprendieron la investigación en 2012 después de que el Post informara que los errores en las comparaciones forenses de cabello podrían haber propiciado veredictos condenatorios a centenares de posibles personas inocentes desde cuando menos la década de 1970, normalmente en casos de homicidio, violación y otros delitos violentos a nivel nacional.

___

En internet: Washington Post: www.washingtonpost.com