El déficit general de Puerto Rico aumentó a un récord de 39.000 millones de dólares en el último año fiscal, informaron las autoridades, lo cual incrementa la perspectiva sombría para la economía de la isla.

La cifra fue dada a conocer el lunes en el informe anual auditado que Puerto Rico está obligado a entregar a las autoridades federales que supervisan el mercado municipal de valores.

La cantidad supone un incremento de 5.400 millones de dólares respecto del año fiscal 2011 y se registra en momentos que el territorio estadounidense atraviesa dificultades para salir de una recesión de siete años.

"Las cifras son transparentes y muestran el estado crítico de las finanzas del gobierno", dijo el martes Jaime Perelló, presidente de la Cámara de Representantes de la isla.

La difusión del déficit tiene lugar una semana después de que el Banco Gubernamental de Fomento de Puerto Rico anunció que redujo sus ventas de bonos debido a un rendimiento récord del 10%, lo cual ahuyentó a los inversionistas y aumentó las preocupaciones sobre la salud económica de la isla.

Perelló y otros culparon del déficit a la administración del ex gobernador Luis Fortuño, que gobernó Puerto Rico de 2009 a 2013 antes de perder el cargo en noviembre ante el gobernador Alejandro García Padilla.

El gobierno de Fortuño despidió a unos 30.000 trabajadores públicos, redujo los salarios y elevó los impuestos. Sin embargo, el representante Rafael Hernández, presidente del comité del Tesoro de la Cámara de Representantes, dijo que esas acciones no salvaron la economía.

"No hubo disciplina fiscal y el país incurrió en el mayor endeudamiento de su historia", afirmó.

José Torres, secretario general del Partido Nuevo Progresista de Fortuño, que apoya el que Puerto Rico se convierta en un estado más de Estados Unidos, dijo que Fortuño heredó una crisis financiera del gobierno anterior.

El déficit general de 39.000 millones de dólares cubre todas las agencias del gobierno, corporaciones públicas y otras entidades, entre ellas la Universidad de Puerto Rico y el Banco Gubernamental de Fomento.

El informe también destacó que el déficit en el fondo general del territorio llegó a 1.300 millones de dólares en el año fiscal 2012, un incremento de 24% en comparación con el año anterior. La cantidad fue reducida a unos 700 millones de dólares después de que el gobierno emitió bonos por 952 millones de dólares.

Puerto Rico también tiene una deuda pública de 69.000 millones de dólares.

La secretaria del Tesoro, Melba Acosta, dijo que los déficits están siendo reducidos y que la prioridad del gobierno es reactivar la economía.

Hizo notar que las autoridades han reestructurado el sistema de pensiones de la isla, que se está derrumbando; aumentaron las tasas a los cobros de agua y privatizaron la administración del principal aeropuerto de Puerto Rico.

Se espera que estas y otras medidas generen aproximadamente 1.400 millones de dólares en ingresos, señaló Acosta.