Yemeníes atacan a hutíes en una base militar

Milicianos leales al exiliado presidente de Yemen sitiaron el sábado una base que era crucial para la ofensiva estadounidense contra Al Qaeda y trataron de desalojar a los rebeldes chiíes que controlan el complejo, dijo un vocero.

Qa'ed Nasser, un portavoz de la milicia partidaria de Abd Rabbuh Mansur Hadi, dijo que sus combatientes lanzaron varios ataques contra la base aérea de Al-Annand en medio de bombardeos de una coalición encabezada por los saudíes contra los rebeldes hutíes. Agregó que los hutíes se vieron obligados a abandonar partes de la base.

Los rebeldes hutíes se negaron a formular declaraciones sobre la lucha en la base, ubicada a 60 kilómetros (35 millas) de Adén, la ciudad portuaria donde Hadi estableció una capital temporal antes de huir del país.

La base era vital para la campaña estadounidense con drones contra Al Qaida en la Península Arábiga, que Estados Unidos considera la filial más peligrosa del grupo terrorista. Las operaciones estadounidenses contra los milicianos han menguado sustancialmente en medio del caos desencadenado en Yemen.

Funcionarios estadounidenses han dicho que los ataques con drones continuarán en Yemen, aunque en menor escala. La capacidad de la agencia para recabar datos en el terreno, aunque no eliminada totalmente, ha quedado muy disminuida.

Unos 100 asesores militares estadounidenses basados en Al-Annand se retiraron el mes pasado debido al deterioro de la situación.

La lucha entre los rebeldes y las fuerzas leales a Hadi se intensificó en marzo cuando la coalición de países de mayoría suní, encabezada por Arabia Saudí, inició la campaña aérea el 26 de marzo.

El sábado, los bombardeos hicieron impacto en posiciones de los hutíes y sus aliados en varias provincias, incluso Adén, Saná, Taiz, Marib, Saada, Shabwa y Lahj, dijeron funcionarios de seguridad.