Israel y palestinos acuerdan transferencia de fondos

El presidente palestino, Mahmud Abás, dijo el sábado que llegó a un acuerdo con Israel para que éste transfiera finalmente a los palestinos el dinero que cobra por impuestos en su nombre, luego de un congelamiento de cuatro meses.

"Hay un acuerdo. Se enviará todo el dinero por completo", declaró Abás durante una reunión de líderes palestinos.

Abás rechazó inicialmente el descongelamiento de los fondos porque incluía una deducción para saldar deudas incurridas por la Autoridad Palestina, entre ellas facturas adeudadas de servicios básicos.

Israel cobra los impuestos y aranceles a nombre de los palestinos y transfiere los fondos a Abás. Esos montos representan 70% de los ingresos de la Autoridad Palestina.

Israel congeló la transferencia de esos fondos en enero, después que los palestinos solicitaron integrarse a la Corte Penal Internacional, un tribunal permanente para procesar a individuos por genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y el crimen de agresión. Esa solicitud pudiera allanar el camino para un posible encausamiento de Israel por crímenes de guerra.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció el mes pasado después de su reelección que las transferencias se reanudarían como gesto humanitario.

Funcionarios palestinos han dicho que Israel debe a la Autoridad Palestina unos 1.800 millones de shekels (450 millones de dólares) en fondos congelados, pero que Israel exigió retener cientos de millones de shekels para el pago de adeudos.

Israel dice que los palestinos han acumulado deudas con la compañía eléctrica de Israel por más de 2.000 millones de shekels (510 millones de dólares), pero que Israel no ha cortado la electricidad debido a su preocupación por la población palestina.

Nickolay Mladenov, el coordinador especial de Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Medio, dio la bienvenida al descongelamiento de los ingresos fiscales.

"La retención de estos ingresos por más de cuatro meses ha socavado la estabilidad de las instituciones palestinas", dijo. "Este acuerdo es un paso importante en la dirección correcta para ambas partes", agregó.