Campesinos guatemaltecos se instalan en la capital

Cientos de campesinos del altiplano del país se instalaron frente a la casa presidencial demanda de tierras, vivienda y una ley que regule su derecho a tener una vida digna en sus regiones.

Con palos, alambre y plástico, instalaron lo que llamaron "la comunidad indígena Q*eqchi*", en la acera de dos cuadras alrededor de la casa presidencial y el palacio Nacional de Guatemala para presionar por sus demandas.

"Vamos a construir la comunidad aquí en medio de la ciudad el tiempo que sea necesario, hasta cuando el ejecutivo, legislativo y el organismo judicial atienda las demandas que traemos", dijo Locadio Juracán, el líder del grupo, correspondiente a unas 400 familias que hacen unas 1.500 personas entre hombres, mujeres y niños.

"Cada comunidad viene demandando la regularización de su territorio, el acceso a la tierra y reconocer el derecho histórico de algunas comunidades de la tierra", dijo Juracán.

El líder explicó que hay 103 casos de conflictividad agraria en el país, lo que le preocupa y que desean resolver.

Los campesinos dijeron que están dispuestos a permanecer en el lugar el tiempo que sea necesario y que para ello han creado comisiones con las que van a instalar cuatro cocinas, maestros que darán educación formal a los niños e incluso jornadas médicas.

"Van a tener mejores servicios en esta comunidad aquí que de la comunidad donde vienen", dijo Juracán.