La corte superior italiana ratificó una enorme multa a la compañía de inversiones de la familia de Silvio Berlusconi por corrupción, pero con un leve descuento sobre la cifra multimillonaria en euros.

La Corte de Casación rechazó la mayoría de las objeciones de Fininvest a los fallos de instancias anteriores por corrupción en la compra de la editorial Mondadori, un paso clave en la creación del imperio mediático de Berlusconi en los 90.

Una corte de apelaciones otorgó a una compañía rival 564 millones de euros, cuando el fallo inicial era de 750 millones de euros. CIR dijo que el fallo de la corte superior equivale a 494 millones de euros, equivalente a 660 millones de dólares.

Berlusconi enfrenta una dura lucha en el Senado, que intenta destituirlo luego de su condena por fraude fiscal, lo que pone en entredicho la estabilidad de la frágil coalición de gobierno.