Bahrein critica informe de AI sobre violaciones de derechos

Bahrein respondió el jueves a un informe de Amnistía Internacional que alegaba que las reformas del gobierno no han detenido las graves violaciones a los derechos humanos en el país del golfo Pérsico, cuatro años después de que se viera sacudido por protestas masivas contra el gobierno.

En un comunicado, el gobierno dijo que el documento afirmó que el informe tiene "defectos significativos" y no refleja importantes aclaraciones proporcionadas por las autoridades. Además, señaló que el documento trata muy por encima los "muy significativos pasos" tomados por el gobierno para aplicar reformas legales e institucionales en los últimos cuatro años.

El informe de Amnistía, de 79 páginas, documenta lo que el grupo con sede en Londres describe como una "escalofriante represión de la disidencia" que incluye el encarcelamiento continuado de activistas, prohibiciones a las protestas en la capital y casos de tortura y otras formas de maltrato a los detenidos. También menciona nuevos testimonios de bahreiníes no identificados sobre supuestos abusos de la policía en manifestaciones registradas durante el último año.

Bahrein es un pequeño estado insular cerca de la costa de su estrecho aliado Arabia Saudí. Allí tiene su base la Quinta Flota de la marina de Estados Unidos.

Las grandes protestas de febrero de 2011, lideradas por la mayoría chií del país, reclamaban más derechos políticos a la monarquía suní. Las autoridades aplastaron las movilizaciones con ayuda de sus vecinos del golfo Pérsico, pero persiste una más discreta disidencia. A menudo, pequeños grupos de manifestantes toman las calles y suelen enfrentarse con la policía antimotines. Muchos opositores del gobierno y activistas de derechos humanos permanecen en prisión.

Una investigación realizada sobre el alzamiento original pidió reformas políticas y que se investigaran los supuestos abusos de las fuerzas de seguridad. Desde entonces, las autoridades han introducido algunas reformas y crearon instituciones como una oficina del defensor del pueblo encargada de atender las quejas sobre mala conducta policial.

En su respuesta al informe publicado el jueves por la noche, las autoridades de Bahrein acusaron a Amnistía Internacional de no representar finalmente la postura del país ante las libertades de opinión, expresión y asamblea pacífica. Estos derechos están protegidos por la constitución y el gobierno "sigue respaldándolos con firmeza", aunque marca una línea en los "ataques violentos o la incitación a la violencia cometida bajo el disfraz de la libertad de expresión y la protesta pacífica", afirmó el comunicado.

"Es el deber del gobierno proteger a sus ciudadanos, residentes y visitantes por igual, y el gobierno no se disculpa por hacerlo", indicó.

El informe de Amnistía salió a la luz antes del Gran Premio de Bahrein, que se disputa este fin de semana. La carrera de Fórmula 1 es el principal evento deportivo del país, y una oportunidad para Bahrein de promocionarse a nivel internacional.

___

Adam Schreck está en Twitter como www.twitter.com/adamschreck