Jefe de Seguridad: El girocóptero voló "bajo el radar"

El girocóptero que aterrizó en un jardín del Congreso estadounidense habría burlado los sistemas de detección porque "al parecer voló literalmente bajo el radar", dijo el jueves el secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson.

El funcionario consideró demasiado pronto decir si tras el incidente del miércoles deban considerarse cambios en los procesos de seguridad. "Quiero conocer todos los hechos antes de hacer una evaluación de lo que debe hacerse sobre los girocópteros en el futuro", dijo.

Johnson confirmó que el piloto, un cartero de Florida de nombre Doug Hughes, fue entrevistado por el Servicio Secreto hace casi dos años. La agencia pasó la información de esa entrevista a "todas las agencias de seguridad correspondientes".

Johnson dijo que su primera reacción al enterarse del incidente fue preguntar qué era un girocóptero.

El diminuto transporte aéreo no lastimó a nadie, pero el incidente hizo surgir dudas sobre cómo alguien pudo llegar volando desde Gettysburg, Pennsylvania, hasta el Capitolio. Hughes se atribuyó la responsabilidad de los hechos y dijo que buscaba entregar cartas a los 535 legisladores federales para llamar la atención sobre la corrupción en el financiamiento de campañas políticas.

"Somos una democracia. No tenemos enrejado nuestro espacio aéreo, por eso debemos hallar el balance correcto entre vivir en una sociedad abierta y la seguridad y protección de los edificios federales", dijo Johnson a los reporteros en la sede del Congreso.

El funcionario defendió los protocolos existentes para restringir el espacio aéreo en Washington DC, edificios federales y monumentos. "Tenemos una respuesta federal bien coordinada para lidiar con aquellos que penetran el espacio aéreo restringido sin permiso", añadió.