Rosberg listo para mejores resultados en la campaña

Nico Rosberg sabe que es hora de comenzar a atraer titulares por lo que hace en la pista, no por lo que dice fuera de ella.

El piloto alemán de Mercedes perdió la compostura en el Gran Premio de China el fin de semana, cuando criticó a los ingenieros del equipo y acusó a su compañero Lewis Hamilton de conducir intencionalmente lento para perjudicarle.

Hamilton ha tenido un excelente comienzo de su defensa del título de Fórmula Uno, al ganar dos de las primeras tres carreras de la campaña. Rosberg aún no ha ganado en el año y solamente ganó una de las últimas 14 carreras.

"Él tiene una ventaja de 17 puntos, es la realidad", dijo Rosberg el jueves. "Yo tengo que tratar de recuperar puntos lo más pronto posible, eso está claro".

A la pregunta de si puede vencer a Hamilton el domingo, Rosberg respondió: "Sí. Pero también pensé eso en las dos carreras previas. Tengo que mejorar".

El Gran Premio de Bahrein este fin de semana le ofrece una oportunidad de acabar con la mala racha.

Rosberg ha tomado la pole en Sakhir los dos años previos, mientras que Hamilton nunca lo ha hecho -- aunque él venció a Rosberg en un apretado duelo el año pasado.

Rosberg estará muy concentrado en la clasificación el sábado, tras apenas perderse la pole ante Hamilton la semana previa en Shangai. Fue ahí que comenzó a perder la compostura, gritándoles "Vamos, muchachos" a los ingenieros por radio.

"¿No es comprensible estar exasperado en esos momentos? Me callaré la próxima vez en la radio. Me lo diré a mí mismo", dijo un animado Rosberg el jueves en una entretenida conferencia de prensa, en la que además trato de restar importancia a su disputa con Hamilton.

"'Vamos muchachos' fue simplemente compartir mi decepción con mi equipo", añadió. "Fue muy exasperante perderme la pole en los últimos segundos".

Rosberg insiste en que no hay una animosidad persistente con Hamilton, a quien el alemán acusó de conducir lentamente para empujarle a un duelo con el piloto de Ferrari Sebastian Vettel . Vettel está segundo, cuatro puntos por delante de Rosberg en las posiciones de campeonato.

"Discutimos el incidente del domingo y todo quedó aclarado", dijo Rosberg, que admitió que pudiera haberle dado a Hamilton una ventaja sicológica al perder los estribos tan fácilmente.

"Pero lo volvería a hacer", dijo. "Era necesario discutir las cosas, definitivamente, después de esa carrera".