Gobierno uruguayo admite que niñas sirias no iban a escuela

La máxima autoridad de la enseñanza escolar admitió el jueves que tres niñas sirias pertenecientes a una familia refugiada no estaban concurriendo a la escuela, lo que una edil denunció como una violación de la ley uruguaya sobre educación y demandara una investigación.

Héctor Florit, presidente del Consejo de Educación Primaria, informó que las niñas no fueron ni un solo día a la escuela en lo que va del año lectivo que comenzó en marzo, porque su padre aducía que el estado debía encargarse de su traslado. El funcionario dijo que comenzarán a ir a la escuela a partir del lunes.

Beatriz Jaurena, edil de la coalición oficialista Frente Amplio, dijo temprano haber recibido de parte de los vecinos de la ciudad de Piriápolis la denuncia de que una familia de refugiados sirios enviaba a su hijo varón a la escuela, pero obligaba a sus tres hijas a permanecer en su casa. Piriápolis pertenece al departamento de Maldonado, 100 kilómetros al este de Montevideo.

"Es un tema de derechos humanos y de respeto a la ley, porque las leyes uruguayas indican que la educación es obligatoria para todos los niños", dijo la edil a la Associated Press.

Sin embargo, Florit dijo la familia aludida no tiene un hijo varón, sino solamente tres hijas. Informó que la escuela asignada a las niñas se encuentra a unos dos kilómetros del hogar y que el tema del traslado está arreglado, aunque no explicó de qué forma.

Jaurena había pedido a las autoridades educativas que investigaran el caso.

En octubre un contingente de 42 refugiados sirios llegó como parte de un plan de ayuda humanitaria impulsado por el entonces presidente José Mujica.

Se suponía que otro contingente de 72 refugiados arribaría en febrero, pero su llegada se pospuso y el nuevo presidente Tabaré Vázquez, quien asumió el 1 de marzo, dijo que someterá a un "profundo análisis" la situación de las primeras familias radicadas en el país para decidir si se sigue adelante con el plan.

El gobierno ha hecho saber que la eventual llegada de nuevos refugiados sirios, si es que se concreta, ocurrirá en la segunda mitad de 2015.