Protestas laborales paran el transporte público en Portugal

Los pilotos de la aerolínea nacional portuguesa anunciaron una huelga de 10 días para el próximo mes en medio de una avalancha de paros convocados por sindicatos que se resisten a las medidas del gobierno para reformar el sector del transporte y recortar la deuda de las empresas estatales.

Casi la mitad de los servicios de tren de Portugal fueron cancelados el jueves por la huelga de los trabajadores de la empresa ferroviaria estatal Comboios de Portugal. Los sindicatos se oponen a la iniciativa gubernamental para privatizar la compañía, cuya deuda en 2013 ascendía a más de 4.400 millones de euros (4.700 millones de dólares).

El Sindicato de Pilotos de Aviación Civil dijo el miércoles por la noche que sus miembros acudirán a la huelga entre el 1 y el 10 de mayo, dejando en tierra la mayoría de los vuelos de la aerolínea lusa TAP, para reclamar el 20% de la empresa cuando se privatice a finales de año.

La deuda de la aerolínea supera los 1.000 millones de euros y sufre constantes paros laborales.