Australia pagará para instalar refugiados en Camboya

Los refugiados de África, Oriente Medio y el sur de Asia que están retenidos en el atolón pacífico de Nauru tras ser rechazados por Australia podrían recibir pronto un pago para que se instalen en la empobrecida Camboya, dentro de un acuerdo del gobierno australiano condenado por activistas de los derechos humanos como inhumano y potencialmente peligroso.

El pacto firmado el año pasado con Camboya, que le costará a Australia más de 10 millones de dólares australianos (7,6 millones de dólares estadounidenses) al año, es el último paso en la cambiante política del país para impedir que los solicitantes de asilo lleguen a la costa australiana por mar. El gobierno ha prometido que ninguna persona que llegue en barco será instalado en Australia.

Más de 200 de los 1.200 solicitantes de asilo retenidos en un campo de detención de control australiano en Naru han sido clasificados como refugiados auténticos y podrían ser seleccionados para su reubicación en Camboya si se ofrecen voluntarios, según las autoridades australianas.

No está claro cuántos de ellos --incluyendo iraníes, paquistaníes, afganos, somalíes, sudaneses y uigures-- han accedido a viajar a Camboya, un país de cultura y costumbres distintas a su primera opción, Australia.

Un portavoz del grupo humanitario Refugee Action Collective, Ian Rintoul, dijo el jueves que no sabía de nadie en Nauru que hubiera aceptado el acuerdo. "Sí sé que hablaron con somalíes ayer y dijeron que era el último día para que aceptaron, y ninguno de ellos aceptó", dijo Rintoul.

"Están presionando mucho por ahí, pero hasta donde yo sé, no tienen a nadie todavía", añadió.

Un vuelo contratado podría llevar a los primeros refugiados el mismo lunes, según una copia de un folleto que ha circulado en Nauru, según el Refugee Action Collective.

El papel indica que "Camboya es un país seguro donde la policía mantiene la ley y el orden".

"No tiene problemas con crímenes violentos o perros callejeros", señaló el texto.

La realidad podría diferir. La corrupción, las violaciones de derechos humanos y el tráfico de hombres, mujeres y niños son grandes preocupaciones en Camboya. La Oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado estadounidense informó este mes de que la tasa de crimen en Camboya es "crítica", incluyendo incidentes aleatorios de disparos.

El documento promete un paquete puntual de ayuda para los primeros en trasladarse, y "efectivo en mano y en una cuenta bancaria", sin especificar las sumas. El paquete incluye ayuda para encontrar empleo y acceso a educación, clases de idiomas y seguro médico durante cuatro años, así como alojamiento gratuito durante tres meses y apoyo de rentas durante hasta un año, "y más tiempo si lo necesita", según la hoja informativa.

"Mudarse a Camboya proporciona una oportunidad para que usted y su familia comiencen una nueva vida en un país seguro, libre de persecución y violencia, y construyan su futuro", indicó. "Si usted no está en el primer grupo de refugiados que se instala en Camboya, su paquete de asistencia será diferente".