La policía egipcia arrestó el martes al principal portavoz en idioma inglés de la Hermandad Musulmana junto con otros altos miembros del grupo, todos acusados de incitar la violencia, informó un funcionario de seguridad y la prensa estatal.

Gehad el-Haddad había aparecido regularmente en los medios extranjeros y se volvió el rostro más conocido del grupo. Es el hijo de Essam el-Haddad, un alto asesor de política exterior del ex presidente islamista Mohamed Morsi que fue derrocado en un golpe militar del 3 de julio.

El-Haddad, padre, se halla detenido en un cuartel militar no revelado junto con Morsi desde el golpe. Morsi, que fue el primer presidente elegido de Egipto, fue derrocado después de cuatro días de multitudinarias manifestaciones que exigían su renuncia.

Gehad el-Haddad era uno de los más activos portavoces de la Hermandad, defendía sus políticas tanto antes como después del derrocamiento de Morsi y hablaba regularmente con los canales de noticias en medio de una plantón multitudinario en protesta por el golpe en El Cairo.

Después que el ejército despejó violentamente el campamento el 14 de agosto, el-Haddad continuó criticando el golpe y la fuerte represión que dejó más de 1.000 muertos, en su mayoría simpatizantes de Morsi, durante los días que siguieron. El vocero hablaba con los medios noticiosos desde lugares ocultos y continuaba difundiendo mensajes en las redes sociales.

El-Haddad era una de las voces más radicales y se negó a negociar con las nuevas autoridades. La policía lo arrestó con otros miembros de la Hermandad, entre ellos un ex legislador, en un apartamento de un suburbio de la capital egipcia donde se había realizado el plantón, dijo un funcionario de seguridad.

Fueron detenidos bajo cargos de incitar a la violencia. El funcionario que se negó a dar su nombre por no tener autorización para hablar con los periodistas, dijo que a el-Haddad se le incautaron muchos documentos y que en estos momentos se le investiga.